Indígenas y campesinos, la familia acribillada en Chihuahua

martes, 14 de octubre de 2014
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Los cinco hombres que fueron acribillados el pasado domingo entre Guachochi y la comunidad de Tónachi del mismo municipio de Chihuahua, pertenecían a una familia indígena y recolectaban papa cuando fueron “levantados”. Heliodoro Holguín Bustillos, de 20 años y una de las víctimas, cursaba el séptimo cuatrimestre de la carrera de Ingeniería en Agricultura Sustentable de la Universidad Tecnológica de la Tarahumara, localizada en la cabecera municipal. Junto con él, fueron “levantados” su hermano Leoncio, de 26 años; su primo Hipólito Cruz Holguín, de 21, su tío Juan Holguín Moreno, de 60 y su papá Heliodoro Holguín Caro, de 63 años. Este último fue “gobernador indígena” y, de acuerdo con sus familiares –quienes velaron a la familia este martes en la funeraria Shalom–, los campesinos fueron amenazados con dañarlos si no accedían a trabajar para el grupo delictivo instalado en esa región. Según testigos, estaban en la cosecha de papas en el momento que fueron sorprendidos por un grupo de hombres armados. “Ellos ya habían pedido auxilio a la Ministerial por amenazas, pero no los escucharon”, aseguraron. Agregaron que hay cientos de hombres internados en la sierra de ese municipio y de otros que colindan, por lo que temen otro ataque contra las comunidades. Según el reporte entregado al delegado de la PGR, César Augusto Pacheco, una de las víctimas fue identificada como agresor en el enfrentamiento del viernes 26 de septiembre, cuando ejecutaron a 11 hombres, ocho de ellos calcinados. El funcionario dijo que este último hecho confirma que se trata de un enfrentamiento que sostienen de manera constante dos grupos delictivos en la Sierra Tarahumara. El pasado sábado 11 también fue agredida una familia en el municipio de Guachochi; una niña de tres años murió.

Comentarios