Toledo y Solalinde se solidarizan con Ayotzinapa

miércoles, 15 de octubre de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- El pintor Francisco Toledo y el padre Alejandro Solalinde, así como 12 autoridades comunales y 75 organizaciones de la sociedad civil, exigieron la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzina, Guerrero. También hicieron un llamado al pueblo “a tejer lazos de unidad, solidaridad y defensa de los derechos humanos, pues el nivel de corrupción, cinismo, impunidad y descomposición de las instituciones es absolutamente intolerable”. Y es que entre los normalistas desaparecidos se encuentra Christian Tomás Colón Garnica, originario del municipio oaxaqueño de Tlacolula de Matamoros, mientras que Édgar Andrés Vargas, de San Francisco del Mar, está hospitalizado, al haber sido herido de gravedad en el atentado en Iguala, Guerrero. Toledo, Solalinde, autoridades y activistas advirtieron que desde los diversos espacios en que defienden y promueven los derechos humanos se mantendrán al tanto de las acciones que el gobierno  federal y el de Guerrero emprendan para encontrar con vida a los jóvenes normalistas. Además, vigilarán las acciones que el gobierno de Gabino Cué emprenda con las familias de los estudiantes oaxaqueños que resultaron afectados por la violencia en Guerrero. Asimismo, recordaron que a la fecha los hechos ocurridos el 12 de diciembre de 2011, en donde fueron ejecutados extrajudicialmente los normalistas Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría, permanecen en la impunidad, y que desde ese entonces esos hechos han evidenciado la criminalización de la que son objeto los jóvenes normalistas en el estado de Guerrero. En un documento, exigieron al gobierno de Enrique Peña Nieto que gire las instrucciones necesarias para agilizar la búsqueda de los desaparecidos y brinde de manera urgente atención psicosocial a los estudiantes sobrevivientes y a las familias de los afectados. De igual forma, brinde las condiciones necesarias al equipo de peritos argentinos, que realiza labores de identificación en las ‘narcofosas’ de Iguala, para que puedan desempeñar su labor sin obstáculos. También pidieron que garantice la seguridad de los normalistas de Ayotzinapa, de los familiares de los jóvenes asesinados y desaparecidos, y de las organizaciones de la sociedad civil que acompañan a los afectados, así como el acceso a la justicia y la reparación integral del daño.

Comentarios