Avalan diputados ingresos por 4.7 billones en 2015

jueves, 16 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con modificaciones, como un tipo de cambio más alto, un incremento en la recaudación, un alza en los recursos destinados al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, así como una disminución en el precio del barril del petróleo, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular el dictamen de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2015. Después de 10 horas de debate y con una votación en lo particular de 293 a favor y 135 en contra, los legisladores avalaron el proyecto, el cual fue enviado al Senado para su análisis y discusión. Así, los diputados elevaron el tipo de cambio de 13 pesos por dólar a 13.4 pesos ante la volatilidad que se vive en los mercados financieros; además, el precio del barril del crudo disminuyó a 81 dólares por barril, cuando el gobierno federal había enviado en su iniciativa un costo de 82 dólares. Hasta el miércoles 15, el precio de la mezcla mexicana se cotizaba en 75.7 dólares. Por otra parte, el gobierno de Enrique Peña Nieto proponía ingresos totales por 4.6 billones de pesos, de los que 2.8 billones correspondían a ingresos federales; 1.1 billones a ingresos de organismos y entidades, y 67 mil 595 millones de pesos en ingresos derivados de financiamiento. Sin embargo, los legisladores subieron su estimación de ingresos a 4 billones 702 mil 951 mil pesos, lo que significa un aumento de 26 mil 713.9 millones respecto de lo propuesto en la iniciativa del Ejecutivo. La Ley de Ingresos de la Federación considera que el gobierno federal recibirá ingresos por 2 billones 906 mil millones que se integran por un billón de ISR –5 mil 491 millones de pesos más que lo considerado en la iniciativa por eficiencias recaudatorias--, y 703 mil 848 millones de pesos por IVA y 144 mil millones de pesos por IEPS. Respecto de los ingresos de organismos y empresas, se prevén recursos por un billón 124 mil millones de pesos, que resultas mayores en 7 mil 542 millones de pesos respecto de la propuesta del Ejecutivo federal. Mientras, en el caso de los ingresos derivados de financiamientos se buscará captar recursos por 672 mil millones de pesos, manteniendo la meta del déficit fiscal propuesta por el Ejecutivo, equivalente a uno por ciento del PIB. En consecuencia, los ingresos petroleros alcanzarán un monto de 1.2 billones de pesos que resultan mayores por 20 mil 521 millones de pesos más en comparación con la iniciativa, mientras que los ingresos no petroleros serán del orden de 2.8 billones, aumentando en 18 mil millones respecto de la iniciativa del Ejecutivo federal. Además, el pronóstico de crecimiento se mantiene en 3.7%, como lo previó la iniciativa enviada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Mayor endeudamiento El presupuesto aprobado por el pleno fue criticado por la oposición, entre ellos Ricardo Monreal, del MC, quien señaló que la Ley de Ingresos sólo evidencia el “crecimiento económico inercial del país”. “En el proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2015 se continúa con una estructura inercial en la que subsisten dos problemas que son de suma gravedad, los cuales repercutirán gravemente en la estabilidad macroeconómica del país”, señaló el legislador de Movimiento Ciudadano. Monreal se basó en los números: “Como consecuencia, las perspectivas para 2015 prevén un crecimiento real de 3.7 contra 4.7 que pronosticaron o propusieron para este año al inicio de 2014. Una inflación del 3%, un tipo de cambio nominal promedio de 13.4 pesos por dólar y una cuenta corriente de menos 2% del PIB, lo cual significa --como todos deben de concluir-- una mayor salida de capital que entrada del mismo y un déficit presupuestario equivalente a 1% del PIB, una vez deducida la inversión de las empresas productivas del Estado y la de los proyectos de alto impacto y a menos 3.5 del PIB con dichos componentes”. Por su parte, los diputados del PAN reprocharon el débil crecimiento económico, la disminución de la inversión, así como las afectaciones que trajo la reforma fiscal en las empresas. En ese sentido, Juan Bueno Torio sentenció que “la inversión en México se nos cayó 60% respecto de 2013. Somos una economía emergente que debemos atraer inversiones, no obstante los problemas de seguridad que tiene el gobierno actual y nuestro país, porque este gobierno también se ha mostrado incapaz para resolver los problemas de seguridad, pues este asunto se les está yendo de las manos”. Mientras que el legislador panista Francisco Pelayo Covarrubias reprochó al gobierno de Peña Nieto que a dos años de su gobierno “ha puesto en crisis a la economía mexicana y al futuro de las familias de nuestra nación, pues el modelo contributivo que nos han impuesto es una real contrarreforma puesta en práctica desde el año pasado por el PRI y PRD”. Luego recordó que en 2013 el gobierno federal propuso una Ley de Ingresos “atentatoria a los intereses de las familias mexicanas y de los medianos y pequeños empresarios”. “Los malos resultados están a la vista. Alza de costo de la vida en los estados del norte del país, deterioro del turismo nacional, baja de la competitividad de nuestro comercio y un gran descontento de la sociedad mexicana” señaló. Pelayo Covarrubias reclamó que “la economía del país no ha crecido como nos lo prometieron. La deuda nacional va al alza. Solamente mencionaremos que en dos años el gobierno de Peña Nieto ha contratado deuda en una cantidad igual a 60% de lo contratado en 12 años por los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón”.

Comentarios