Ofrece Segob atender peticiones de madres de desaparecidas en Juárez

jueves, 2 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Luego de nueve días en huelga de hambre en las inmediaciones de la residencia oficial de Los Pinos, funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) finalmente recibieron a un grupo de madres de desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua, y se comprometieron a cumplir sus demandas. Y es que ante la negativa de una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto, Malú García Andrade, fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Berta Alicia García y Silvia Banda Pedroza trasladaron ayer el plantón hasta las calles aledañas a la dependencia que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong. En ese lugar, Alejandra Negrete Morayta, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), y Víctor Manuel Serrato Lozano, quien preside la Unidad de Derechos Humanos, recibieron a las mujeres y acordaron que hoy iniciarían mesas de negociación para resolver sus peticiones. En entrevista, García Andrade, quien desde el pasado 23 de septiembre inició una huelga de hambre junto con las otras dos activistas, dijo que esta vez las autoridades mostraron una mayor disposición de atender sus peticiones con el fin de que levantaran el plantón. No obstante, según se detalló en la reunión con los funcionarios, gran parte del pliego petitorio no se podrá resolver de inmediato, ya que para algunos puntos (como la creación de una base de datos de personas desaparecidas y un banco de ADN) se requiere la aprobación del Ejecutivo, así como del titular de la Segob y del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, con quienes no se han podido reunir las mujeres hasta ahora. De acuerdo con la activista, es muy probable que durante las negociaciones sólo queden resueltos los puntos que afectan directamente a Berta Alicia García y Silvia Banda Pedroza, en el sentido de contratar peritos argentinos para la identificación de los cuerpos de sus hijas, y que sus expedientes sean trasladados de las instancias estatales (donde actualmente se encuentran) a las federales para que se amplíe la investigación. García Andrade advirtió que también deberá detallarse un plan de trabajo muy puntual que dé seguimiento al resto de las peticiones, entre ellas solicitar informes de los expedientes de las averiguaciones previas que obran en la Fiscalía del Estado de Chihuahua y gestionar ante el gobierno local el acceso permanente a programas de apoyo a familiares de víctimas de feminicidio. Asimismo, explicó que en la reunión de ayer, los funcionarios recogieron el pliego petitorio para analizar la responsabilidad de las dependencias competentes. Las mujeres confiaron en llegar a acuerdos concretos (con fechas, nombres y lugares) el próximo viernes 3, porque su salud está ya muy deteriorada y se exponen a riesgos durante las noches en el plantón. Preguntaron si Osorio Chong necesita que miles de madres de víctimas se pongan en huelga de hambre para recibirlas y comprometerse con ellas, como sucedió con la protesta de estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, esta misma semana. Inicialmente las activistas solicitaron una audiencia con Enrique Peña Nieto para que firmara los acuerdos que se tomaron hace un año con funcionarios de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), pero que no cumplieron. Hoy advirtieron que seguirán en plantón y huelga de hambre.

Comentarios