Gobierno de Peña no tiene ni idea de dónde buscar a los 43 normalistas

lunes, 20 de octubre de 2014
ACAPULCO, Gro. (apro).- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, sostuvieron un encuentro privado con padres de familia y normalistas de Ayotzinapa, donde los funcionarios no expusieron indicios de que estén vivos los 43 estudiantes desaparecidos. Ni siquiera tienen idea de dónde pueden buscar a las víctimas y sólo se comprometieron a seguir con las labores de búsqueda en la zona norte y la región de Tierra Caliente de la entidad, donde el gobierno federal asumió el control de la seguridad pública en 12 municipios, luego de que determinó que las autoridades municipales tienen nexos con la delincuencia. En respuesta, los normalistas y padres de familia de los desaparecidos reprocharon la indolencia gubernamental y dijeron que aunque desconfían del trabajo de la PGR, el gobierno federal tiene la obligación de ofrecer una explicación sobre el tema de los desaparecidos. "Nos explican ciertas detenciones, pero el punto medular es encontrar a los desaparecidos y, desgraciadamente, la información que nos dieron no es la que esperábamos. Tampoco cumplieron nuestra expectativa sobre la información del paradero de nuestros compañeros", indicó un miembro de la dirigencia estudiantil de la Normal de Ayotzinapa entrevistado al término de la reunión con autoridades federales. El encuentro se registró esta tarde en el hangar de la PGR del aeropuerto internacional del puerto de Acapulco, donde el secretario de Gobernación y el titular de la PGR arribaron a bordo de un jet privado. Este hecho se caracterizó por la ausencia del gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien prácticamente fue desplazado por el gobierno federal, debido a que dejó de ser interlocutor entre las víctimas de la barbarie desatada en Iguala y las autoridades. Al respecto, un representante del grupo de padres de familia de los desaparecidos dijo que seguirán insistiendo a las autoridades la presentación con vida de los 43 estudiantes, a pesar de que se reducen las expectativas de que ello ocurra. La postura del gobierno federal frente al caso Ayotzinapa avala los señalamientos que hizo el padre José Alejandro Solalinde, quien afirmó que de acuerdo con testigos de la masacre y desaparición de normalistas, los estudiantes “ya están muertos”, y criticó que las autoridades traten de “administrar políticamente” el conflicto. Los padres de familia y los normalistas acudieron a la reunión privada acompañados por activistas y defensores de derechos humanos, como el director del Centro de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera, y Miguel Álvarez, de Serapaz. Por otra parte, normalistas de Ayotzinapa y la dirigencia del magisterio disidente se deslindaron del incendio provocado en las oficinas del programa de asistencia social esterar de la administración de Aguirre. En tanto, Aguirre Rivero convocó a empresarios del ramo hotelero para que le manifestaran su apoyo y rechazó la necesidad de que el gobierno federal envíe un comisionado ante el nivel de ingobernabilidad que se vive en la entidad y la falta de capacidad política de sus operadores para desactivar los conflictos sociales que van en aumento. "No es que me oponga a que venga o no un comisionado, pero yo creo que acciones como las que se están desplegando y con una expresa coordinación, pues no veo el caso", atajó el mandatario al término de un acto público donde otorgó plazas para egresados normalistas.  

Comentarios