Hombres armados intimidan a maestros de Iguala

jueves, 23 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG), sección Iguala, denunciaron que esta noche a las 19:20 horas hombres armados con metralletas, a bordo de una camioneta, se presentaron a la delegación de servicio regional a intimidarlos y que temen que se desate la represalia por sus protestas. “Se viene una embestida contra nosotros, ya nos andan buscando”, denunció uno de los líderes locales del magisterio que se comunicó a Proceso y quien pidió no ser identificado por cuestión de seguridad. En la llamada señaló que los acosadores eran dos hombres que portaban metralletas y pistolas, acompañados de otros más que no pudieron contar, que viajaban en una camioneta blanca sin placas y preguntaron quién era el líder de la CETEG. Los desconocidos no se identificaron. “Hay temor por las represalias que se vienen contra nosotros por los destrozos de ayer al palacio municipal, nosotros marcamos la ruta de la marcha que estuvo pesadita, y también en venganza por la renuncia del gobernador Angel Aguirre”, expresó el entrevistado. Cuando se le preguntó si identificó a qué grupo pertenecían los hombres armados, respondió: “Pueden ser ministeriales o narcos. Pero los dos son lo mismo. Aquí ya no se es narco o político, aquí gobierna la narcopolítica”. Luego señaló que a pesar de la presencia de la Gendarmería en esa ciudad, entre los maestros existe un ambiente de terror que les impide recurrir a ellos, ya que durante la cacería de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa las fuerzas federales y estatales se mantuvieron al margen y no evitaron la masacre. “Estamos convencidos de que vamos a morir”, alertó en la llamada telefónica. “Estamos responsabilizando al gobierno estatal y municipal de lo que pase a los compañeros de la CETEG que dirigimos la ruta de ayer en Iguala, que damos la lucha, hicimos la denuncia pública de los hechos del 26 de septiembre y por qué calles mataron a los estudiantes. Hay compañeros que tienen miedo y están preocupados”, explicó. El maestro que se comunicó con Proceso es uno de los que acudió la noche del viernes 26 de septiembre al llamado de auxilio de los estudiantes de Ayotzinapa, cuando ya habían caído en la primera balacera y, después de presenciar la segunda balacera, de la que fue sobreviviente, huyó con unos 30 jóvenes para pedir auxilio médico.

Comentarios