Aseguran en Jalisco fincas donde ensamblaban fusiles para el narco

martes, 7 de octubre de 2014
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Elementos de la Fiscalía General Estatal (FGEJ) aseguraron hoy dos fincas en donde presumiblemente fabricaban o ensamblaban armas de asalto tipo R-15, mismas que eran vendidas a integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), se informó oficialmente. También se dio a conocer que junto con el aseguramiento de las dos casas –ubicada una en el barrio de Oblatos, en el sector Libertad, y la otra en Isla Trapani, colonia Vicente Guerrero, sector Juárez– fueron detenidas cuatro personas que tenían que ver con dichas armerías, aunque no se revelaron sus nombres. Se presume que al menos habrían vendido ya un centenar de fusiles de asalto al CJNG, de acuerdo con el informe del fiscal Luis Carlos Nájera. Por ahora sólo se confiscaron 18 armas que estaban en proceso de ensamble y, de acuerdo con el mismo fiscal, la materia prima proviene de Estados Unidos, por lo que consideró existe toda una red de distribución de armamento y no se descarta que parte de ese abasto se haya destinado a Michoacán, sin precisar si dichos fusiles cayeron en manos de Los Caballeros Templarios o de las llamadas autodefensas. Esta sería la primera ocasión en que se asegura en México una planta de ensamblaje en serie de armas destinadas al crimen organizado. Nájera Gutiérrez de Velasco reconoció que este operativo fue el resultado de una investigación coordinada tanto por la FGEJ como por la PGR. Hace cerca de 40 años, en el apogeo de la guerrilla en México, fue detenido en Jalisco un armero originario de Sayula que se dedicaba a fabricar por entero ese tipo de armamento que luego comercializaba entre afiliados a la Liga Comunista 23 de Septiembre.  

Comentarios