Exigen ejecutivos de finanzas a Peña replantear reforma fiscal y seguridad

jueves, 20 de noviembre de 2014
QUERÉTARO, Qro. (apro).- Los reclamos de los directivos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) al gobierno de Enrique Peña Nieto fueron puntuales: replantear la reforma fiscal que, en su opinión, “ha deprimido el mercado interno”. Además, reclamaron condiciones de seguridad en el ambiente de negocios. En rueda de prensa, luego de la inauguración de la 42 Convención Nacional del IMEF, Federico Rubli Kaiser, vicepresidente de la Ponencia IMEF 2014, advirtió: “Cualquier reforma por buena que sea desde el punto de vista técnico, si no contamos con un apropiado marco de estado de derecho, marco de seguridad y un marco exento de corrupción, ninguna de estas reformas, por mejores que sean, van a tener mejores resultados”. El IMEF, insistió, “hace un llamado a un estricto cumplimiento de la ley, pues lo que debe importar es que se cumpla la ley sin importar si se afectan intereses particulares o no”. Por su parte, el presidente nacional del instituto, Daniel Calleja, señaló que “en el IMEF somos sensibles a esta situación porque estamos hablando de que son vidas humanas las que están de por medio y esperemos que esto se pueda resolver de forma inmediata… Se deben atacar estos problemas de frente y sentimos que tarde o temprano se tienen que revertir”. Según el IMEF, un estado de derecho “débil”, aunado a la corrupción y la impunidad, “abren ventanas de oportunidad” a la delincuencia organizada. “La persistencia de la corrupción extendida en el país impacta de manera adversa en el desarrollo socioeconómico de México”, acusó. Y frente al fenómeno de la violencia, el instituto propuso la elaboración de una “manifestación de impacto regulatorio de actividades de la delincuencia organizada en los mercados ilícitos y legales, como una medida preventiva que busque detectar las áreas de oportunidad que tendría la delincuencia organizada. Pero no sólo el problema de la inseguridad afecta la actividad económica, también lo hace la reforma fiscal impulsada por el gobierno y que entró en vigor en enero pasado. De acuerdo con el presidente del Comité Técnico del IMEF, Arturo Carvajal, la reforma fiscal “ni es más simple ni es más segura”, tampoco incentiva de manera clara la formalidad. "Bajo este escenario, resulta evidente que se requieren ajustes sustanciales al marco fiscal actual fuertemente distorsionado por dicha reforma", alertó. Carvajal explicó que “la forma ideal de tributación es que los más paguemos menos, y no que los de siempre paguemos más… La forma en que se puedo lograr lo anterior es a través de un impuesto al consumo, porque permite observar que la capacidad contributiva está basada en su capacidad de consumo y no con otros parámetros que hoy estamos viviendo y nos pueden llevar a ciertas distorsiones”. Fue más allá al asegurar que la reforma fiscal desanimó las inversiones extranjeras por el incremento de impuestos, además de que convirtió al país en uno de los más caros para las empresas. “Ni es más simple ni es más segura esta reforma fiscal, pues también se eliminaron algunos estímulos a la inversión sustanciales, que afectan a muchas zonas del país y que como consecuencia no atraen inversiones extranjeras y a zonas geográficas distintas al Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey”, acotó.

Comentarios