Justifica Rodríguez Almeida uso de la fuerza en el Zócalo; los encapuchados tiran a matar, aduce

viernes, 21 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF), Jesús Rodríguez Almeida, defendió hoy la actuación de los granaderos durante los disturbios de la noche del pasado jueves 20 en la Plaza de la Constitución tras la megamanifestación en solidaridad con los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, que arrojó un saldo de 31 detenidos y 18 uniformados lesionados. “Los encapuchados tiran a matar, no a lesionar, tienen un odio en contra de las autoridades, por lo que éstas tienen que defenderse", justificó. Además, el funcionario reconoció que entre los propios embozados hay infiltrados. “Pertenecen a grupos de anarquistas, golpeadores profesionales, no son estudiantes, incluso tienen más de 30 años, son personas que no tienen alguna forma adecuada de vivir, simplemente buscan violencia, tienen daño antagónico contra las autoridades”. En declaraciones a Primero Noticias, Rodríguez Almeida aclaró que la policía tuvo que utilizar la fuerza al estar en riesgo sus vidas con todos los objetos que les lanzan. Recordó que ningún elemento de la SSP-DF usó armas o toletes para controlar a los manifestantes con el fin de evitar que la violencia que ya se generaba aumentara. “No usamos toletes ni ningún arma de fuego, sólo el equipo defensivo con el propósito simplemente de disuadirlos y que no creciera más la violencia”. El secretario de Seguridad Pública dijo también que, a solicitud del Estado Mayor Presidencial, apoyaron a la Policía Federal para controlar a los manifestantes que intentaban llegar a Palacio Nacional. “Nosotros apoyamos a las fuerzas federales a solicitud. Ellos hicieron sus detenciones correspondientes y se logró el desalojo de esa zona”. Sobre los infiltrados, comentó que ya se tienen identificados y que se trata de profesionales de la violencia.