Exige CCE a Peña ponerse a la altura del momento histórico

lunes, 24 de noviembre de 2014
MÉXICO, DF (apro).- Ante la falta de gobernabilidad y el incremento de la violencia en el país, la cúpula empresarial llamó a la clase política a “estar a la altura en este momento histórico”. Al dar su mensaje semanal, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del  Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que “es momento de hacer un compromiso firme, como nación, con el Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática. “No actuar con determinación y visión de Estado en este sentido, desde el gobierno y la sociedad, sólo abonará a un desgaste mayor de la confianza y la capacidad de las propias instituciones democráticas”, afirmó. Si no se actúa en este “momento histórico” –advirtió– las llamadas “reformas estructurales” están en riesgo. Abundó: “En México se han realizado reformas de carácter económico que hasta hace poco tenían remotas posibilidades de prosperar, y que hoy abren un enorme potencial de desarrollo sostenible e incluyente. No lo pongamos en riesgo por no emprender con energía las reformas que hacen falta para consolidar el estado de derecho y la democracia, como principios actuantes en la vida pública.” No es la primera vez que el sector empresarial expresa su preocupación ante la inseguridad que se vive en el país. De hecho, los especialistas en economía del sector privado han advertido que es ese factor es el principal limitante del crecimiento económico. La semana pasada los miembros del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas lanzaron el reproche al gobierno de Enrique Peña Nieto y se quejaron por los efectos adversos de la reforma fiscal. Hoy el CCE, exigió a la clase política estar a la altura del momento histórico que atraviesa el país. “A México le costó mucho tener un sistema de partidos democrático, pero hoy, éstos, por igual, son vistos con enorme y creciente desconfianza por muchos mexicanos. Este es el momento de parar este deterioro, que no ayuda para nada a la sana convivencia social y a la consolidación de la democracia”, advirtió Gutiérrez Candiani. El CCE pidió la creación de una política nacional, articulada y eficaz, contra la corrupción y la impunidad. Ello, subrayó, “tiene que ser verdaderamente la máxima prioridad y todos debemos asegurarnos de que no se trate de un cambio superficial y sin alcances, como ha ocurrido en el pasado, ante otras olas de reclamo social. “Como principio, los entes regulados no pueden ser los mismos que regulen. Tiene que haber autonomía efectiva, controles eficientes para prevenir y detectar, así como capacidad de investigación y sanciones ejemplares”, apuntó. Gutiérrez Candiani urgió a una reforma profunda en el sistema policiaco, especialmente en el ámbito municipal, “el eslabón más débil del Estado mexicano” y demandó un esfuerzo emergente en este sentido para canalizar recursos y capacidades a fin de proteger a la población civil en las localidades más amenazadas por la violencia, y así dar paso a la transformación estructural.  

Comentarios