"Se cierra una etapa en la vida del PRD", dice Carlos Navarrete

martes, 25 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, consideró que con la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas “se cierra una etapa en la vida del partido”. En su cuenta de Twitter, el guanajuatense acotó: “Muy lamentable la renuncia del Ing Cárdenas. Se cierra una etapa en la vida del PRD”. No obstante, Navarrete Ruiz minimizó el hecho al asegurar que “seguiremos luchando por México junto a millones de mexicanos que están en nuestras filas y muchos más que nos han dado su voto. Ahora, a seguir trabajando por nuestro país”. El también perredista Miguel Barbosa, presidente del Senado, sentenció que la salida de Cárdenas Solórzano representa la pérdida de la identidad del PRD frente a la ciudadanía. “No es la pérdida de un militante, sino la identidad sobre principios, propósitos, aspiraciones, ética y congruencia, fue su fundador”, alertó. Visiblemente conmovido, Barbosa sostuvo que “hoy nos hemos quedado en el PRD sin una figura moral, por eso nos hemos quedado sin identidad”. Luego atribuyó la dimisión de Cárdenas a la “insensibilidad” de la dirigencia partidista dominada por Los Chuchos, entre ellos Jesús Zambrano, Jesús Ortega y el propio Navarrete Ruiz. “Era claro que esto iba a ocurrir. Lamento la insensibilidad de la dirigencia del partido que lo llevó hasta este escenario”, fustigó. No obstante, Barbosa advirtió que se queda en el PRD “a dar la batalla”. Por su lado, el también senador perredista Alejandro Encinas consideró que el PRD se encuentra “herido de muerte”. La renuncia de Cárdenas, abundó, representa “la estocada” al partido. Más aún, anunció que tras la salida del ingeniero Cárdenas evaluará su permanencia en las filas perredistas. En tanto, Dolores Padierna dijo que la izquierda no se debe perder más apoyando al presidente Enrique Peña Nieto. La carta de renuncia de Cárdenas al partido, alertó la senadora perredista en su cuenta de Twitter, “es un llamado urgente a la recuperación del PRD”. El experredista Horacio Duarte resaltó que la salida, primero, de Andrés Manuel López Obrador, y ahora de Cuauhtémoc Cárdenas, evidencia que el proyecto de izquierda, que significaba el PRD está llegando a su fin. “Es el precio que ese partido está pagando por su alianza con Peña Nieto a través del Pacto por México y el desdibujamiento de un proyecto, el PRD, que llegó a su fin”, sentenció. El ahora representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE) vaticinó que “los dirigentes de dicho partido se van a quedar con un cascarón. Se han ido sus dos excandidatos presidenciales y los que más votos y prestigio le dieron en su vida electoral al PRD”. En las redes sociales, López Obrador se limitó esta noche a destacar que “hoy en Iztacalco aproveché para responder a quienes, por ignorancia o mala fe, sostienen que tengo una casa de lujo, casi como la de Peña Nieto, en una zona exclusiva conocida como La Toscana. Es una vil calumnia. “Aunque a los seguidores de Salinas, Fox, Calderón y Peña les cueste trabajo aceptarlo, tengo autoridad moral y me guío, entre otros principios, por no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, argumentó el dirigente y fundador del partido Morena.