Alemania ofrecerá asistencia a PGR en caso Ayotzinapa

miércoles, 26 de noviembre de 2014
Berlin., (apro).- Dentro del marco de los sucesos de Iguala, el gobierno alemán ofrecerá asistencia técnica en materia forense a la Procuraduría General de República (PGR), informó el subsecretario de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo, durante una reunión con representantes del Parlamento alemán, así como de distintas fundaciones políticas y organizaciones civiles de este país. En lo que representa a todas luces una estrategia que busca reposicionar la imagen del gobierno mexicano frente a la opinión pública internacional, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la cancillería llegó a esta capital para hablar sobre la situación de los derechos humanos en México y el estado de las investigaciones en torno de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en una apretada agenda de cuatro días que incluye reuniones privadas con parlamentarios, representantes del gobierno federal alemán, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación. El primer evento fue en la sede de la embajada mexicana con distintos actores alemanes interesados y preocupados por la situación en el país, así como medios de comunicación e integrantes de colectivos de estudiantes mexicanos que desde hace semanas vienen organizando eventos para visibilizar la situación en México. Acompañado por la embajadora Patricia Espinosa y ante unos 70 invitados, el subsecretario Gómez Robledo planteó su visión de México. De entrada, rechazó que los sucesos cometidos en Iguala sean un crimen de Estado y que el país viva en una situación de crisis humanitaria. Además, reveló el acuerdo de colaboración suscrito con el gobierno alemán en materia forense y adelantó que este jueves el presidente Enrique Peña Nieto anunciará modificaciones importantes, como la modernización de las policías municipales y el mando único en los estados, así como nuevas medidas en política pública en materia de justicia y derechos humanos. Durante las dos horas que duró el encuentro, afuera de la sede diplomática un grupo numeroso de estudiantes no dejó de gritar consignas y sostener pancartas que aludían a la responsabilidad del Estado mexicano en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Cuatro de los manifestantes -integrantes del colectivo México Vía Berlín- formaron parte del encuentro con el funcionario y, a manera de protesta, permanecieron de pie durante todo el evento portando una camisa rosa mexicana con el mensaje en letras negras de "Fue el Estado". Tras explicar que el motivo de su visita a Berlín es la de "canalizar los flujos de información" que piden los interlocutores extranjeros, Gómez Robledo realizó un discurso de cerca de 50 minutos en el que repasó los instrumentos y tratados internacionales ratificados por el Estado mexicano en materia de Derechos Humanos y las reformas legislativas realizadas por los últimos gobiernos. Respecto a los sucesos de Iguala, insistió en que la investigación aún no está concluida y reiteró en que ésta tomará mucho tiempo, pues falta conocer aún los resultados de los restos hallados en Cocula; incluso, anticipó que debido al alto nivel de calcinación de los restos hallados probablemente se tenga que acudir a un segundo laboratorio forense en España, en donde "se podría revisar lo hecho en Austria", en el instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck. Gómez Robledo utilizó la metáfora de México como un paciente perfectamente diagnosticado con una enfermedad: "hay quien le ha recetado la mejor medicina pero todavía no se le ha aplicado o no se la ha tomado como debía haberlo hecho. En ese contexto, los casos de Tlatlaya, Iguala e incluso uno más viejo como Atenco, siguen siendo llamadas de atención muy poderosas", reconoció. Sin embargo, rechazó que lo sucedido en Igual sea un crimen de Estado y que tampoco se viva en el país una crisis humanitaria frente a las cifras oficiales que apuntan a 25 mil desaparecidos, cien mil personas asesinadas y cientos de miles de desplazados desde que comenzó la denominada guerra contra el narcotráfico durante el sexenio de Felipe Calderón. "Si habláramos de crisis humanitaria no daríamos cuenta de la diversidad de país que es México y que sigue siendo la catorceava economía del mundo con una dinámica económica considerable. "Y un crimen de Estado está instigado, ordenado, coordinado y preparado con complicidad del Estado y de sus agentes. No fue el caso de Iguala", aseguró. Al término del evento, tanto la embajadora Espinosa como el subsecretario Gómez Robledo salieron de la sede diplomática para recibir un escrito de parte de los manifestantes, quienes le solicitaron una reunión abierta para los próximos días y éstos se comprometieron a ella.

Comentarios