"Duro golpe" la salida de Cárdenas, admiten tribus del PRD

miércoles, 26 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Las principales corrientes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) reaccionaron a la sorpresiva renuncia del fundador de este instituto político, Cuauhtémoc Cárdenas, y coincidieron en que es un “duro golpe” para el que consideran el principal partido de izquierda del país. René Bejarano, de Izquierda Democrática Nacional (IDN), Amalia García Medina, de Foro Nuevo Sol, y Carlos Sotelo, de Patria Digna, consideraron, por separado, que la salida del ingeniero Cárdenas profundiza la crisis interna del partido. Bejarano consideró que la renuncia de Cárdenas fue motivada por la negativa de la corriente hegemónica de Nueva Izquierda (NI) a cambiar la directiva nacional y recuperar así la credibilidad de la sociedad. Al leer un pronunciamiento de esta “tribu”, Bejarano consideró que la renuncia de Cárdenas representa un “duro golpe” a la principal expresión electoral de la izquierda. “Ciertamente hay una crisis general del régimen, pero a la luz de la masacre de Iguala el PRD no puede evadir su responsabilidad no sólo de haber hecho candidato a alguien ligado al crimen sino de haberlo cobijado pese a las denuncias, y que además sigan ocupando importantes posiciones en la corriente Nueva Izquierda”, acusó. Este caso, añadió, es la culminación de diferendos que se profundizaron a partir de 2008, cuando la dirección nacional del partido dio paso al colaboracionismo disfrazado de “izquierda moderna”. “Nueva Izquierda, la corriente que pretendió ridiculizar y hacer oídos sordos al llamado del ingeniero Cárdenas para enderezar el rumbo, no puede ni debe ser la beneficiaria de esta crisis ni asumirse dueña de un instrumento político construido desde abajo por millones de mexicanos”, advirtió. Bejarano se pronunció por que el presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, deje su puesto para dar paso a una dirección colegiada que se asuma como la autoridad política para encarar el proceso electoral de 2015. Asimismo, rechazó que se firme un acuerdo en materia de seguridad, emulando el Pacto por México, porque no es la solución para los problemas en la materia que vive el país, ya que sólo sería una estratagema para que el gobierno de Enrique Peña Nieto incumpla con su responsabilidad al respecto. Por su parte, en conferencia de prensa, Amalia García, impulsora de Foro Nuevo Sol, acompañada de Vladimir Aguilar, coordinador nacional de esta “tribu”, consideró que es necesaria la transformación del partido pues, de lo contrario, hasta ella consideraría la posibilidad de renunciar. “El partido se tiene que renovar y transformar. Si el partido no reencauza el camino, habremos muchos más los que reconsideraremos si es conveniente mantenerse en esta fuerza política o no”, advirtió. Luego destacó que es necesaria una reforma real que garantice una transformación de fondo en el país y del PRD para que tenga “larga vida”. “Pero si no se dan estas transformaciones y no se dan estos hechos, seguramente muchos estarán, muchos estaremos, y me Medina. Antes, Aguilar leyó un documento de dos fojas con la postura de Foro Nuevo Sol, en donde manifestó la preocupación de sus miembros por la renuncia del fundador del PRD y, aunque reconocen sus aportaciones para la existencia del perredismo y para la transición democrática de México, aclararon que no seguirán sus pasos; se quedan para hacer eco de las críticas de Cárdenas al partido y poder reformarlo, justificó. “Si bien no compartimos la decisión de nuestro compañero y fundador, no podemos sino estar de acuerdo con la legítima crítica que la motivó. Por ello, en Foro Nuevo Sol hacemos eco de esa crítica para plantear reformas que permitan a nuestro partido mantener la credibilidad y el apoyo de la militancia y base social que le ha dado vida, fuerza y capacidad de transformación de la realidad nacional”, indicó. Además, consideró necesario que las “corrientes de opinión” dejen de ser grupos de presión y den paso a la participación libre de la militancia, discutiendo sus ideas y sus proyectos, “por encima de la pugna por espacios y cargos”, apuntó y añadió que es urgente también la reconstrucción del vínculo de la izquierda con los movimientos sociales. “Para ello debe convocarse a la realización de un Congreso Nacional –a más tardar en enero— en donde, a diferencia de los más recientes, se abra la discusión para exponer libremente todos los puntos de vista y deliberar sobre las reformas que debemos hacer al partido para mantenerlo en el rumbo de la lucha por la democracia y la justicia social”, señaló. Por su parte, Patria Digna lamentó la separación de Cárdenas del partido porque “con este rompimiento se profundiza la crisis que vive el PRD”, por lo que criticó las declaraciones del presidente nacional, Carlos Navarrete, quien anoche en un comunicado indicó que tal acontecimiento es el término de una etapa y el inicio de otra. “Una básica consideración es que tal acontecimiento no debe ser tomado de manera frívola aduciendo sólo la formalidad de cerrar una etapa e iniciar otra. ¡No! El significado es mayor y de gran calado. O se rectifican a fondo los errores que dieron lugar a los acontecimientos del periodo inmediato anterior o efectivamente se estará ante un partido político distinto al que surgió en 1989”, sentenció en un comunicado.

Comentarios

Otras Noticias