Caravana de madres centroamericanas visitan la Ibero y el Reclusorio Norte

viernes, 28 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- La caravana de madres centroamericanas hizo un alto en esta ciudad y se dividió en dos grupos, uno de los cuales visitó el Reclusorio Preventivo Varonil Norte y el otro se encontró con la comunidad estudiantil de la Universidad Iberoamericana. En esta última parada después de recorrer los estados de Tabasco, Chiapas, Veracruz, Tlaxcala, Hidalgo, San Luis Potosí, Jalisco y Guanajuato, las madres pidieron a los estudiantes analizar la problemática migratoria desde una visión integral porque en el futuro ellos, subrayaron, tendrán el poder de hacer cambios. Ante una treintena de estudiantes, las visitantes centroamericanas explicaron que recorren el país en busca de sus migrantes desaparecidos en su trayecto a Estados Unidos y aprovecharon para pedir a sus anfitriones que estén atentos a causas sociales como la de las personas que abandonan sus lugares de origen en busca de mejores condiciones de vidas. Martha Sánchez Soler, fundadora del Movimiento Migrante Mesoamericano, aplaudió que una institución estudiantil como la Ibero organizara un foro porque significa que sus estudiantes toman la bandera de la migración, y demuestra su solidaridad con las personas más desprotegidas. Destacó que seguramente en un futuro el estudiantado de esta Universidad estará “en una situación de poder”, en instituciones o empresas, por ello les pidió que no olviden que participaron en la lucha social, que no dejen atrás estos ideales, porque a veces simplemente “se cambian de bando”. Al entrar al edificio, ubicado en Santa Fe, las mujeres, algunas indígenas guatemaltecas vestidas con trajes típicos, sacaron sus mantas y gritaron consignas ante la mirada de algunos estudiantes que pasaban por los pasillos. En un auditorio que no se llenó, el activista italiano Nino Quaresima, representante de la caravana italiana que se realiza en Lampedusa en solidaridad con las mujeres centroamericanas, explicó que los problemas de la migración se van haciendo globales pero los derechos aún no lo son. Al igual Sánchez Soler, Quaresima dijo a las y los estudiantes, que ellos van a tener el reto de ser parte de la clase dirigente del país y por eso deben tener una visión amplia de la migración y no analizarla como un asunto geográfico porque eso no permite comprender este fenómeno social. Señaló que es necesario que se comprendan las conexiones entre las políticas migratorias de diferentes países, conozcan quiénes son los actores, cómo participa el crimen organizado y entender que hay un marco normativo que criminaliza la migración y deja a la delincuencia la puerta abierta “para hacer sus negocios”. Edita Maldonado, hondureña y unas de las fundadoras de estas caravanas, relató ante el alumnado cómo surgió la idea de ir a buscar a las personas migrantes, y atendió la oferta de la universidad para grabar en su estudio un par de canciones que hablan de esta lucha de las mujeres.