La nueva Ley de Juegos y Sorteos, diseñada a la medida de los casineros

viernes, 28 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos que el próximo martes 25 será presentada al pleno de la Cámara de Diputados para su aprobación, “fue diseñada a la medida de los casineros y le abrirá las puertas al lavado de dinero procedente del narcotráfico”, advierte Daniel Olivares Villagómez, representante de la organización social Di No a los Casinos. Olivares Villagómez agrega que la nueva legislación no prevé en ninguno de sus artículos “la identificación del llamado jugador cliente, por lo que los carteles de la droga utilizarán a sus propios testaferros para que, haciéndose pasar por clientes, vayan a perder grandes sumas de dinero a sus casinos y así lavar recursos ilícitos”. --¿En las legislaciones de otros países se está exigiendo la identificación del jugador cliente? --Por supuesto, en varios países de Latinoamérica y Europa se toma este control para minimizar el lavado de dinero del crimen organizado. Incluso en Estados Unidos, aunque en este país todavía se excluye de esta medida a los casinos de Las Vegas. Precisa que esta identificación es “de tipo fiscal”, lo que en México equivaldría a que los clientes de los casinos, al entrar a jugar, deberían presentar su Registro Federal de Contribuyentes. Agrega Olivares: “En otros países incluso existe un padrón nacional de jugadores, donde se tiene identificados a los clientes de los casinos para reforzar las medidas anti lavado. Pero nuestra nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos tampoco contempla la creación de este padrón nacional”. Indica que, además, esta ley propiciará el surgimiento incontrolado de casinos en distintos puntos del país, principalmente en los hoteles de las zonas turísticas. “México se convertirá en una gran lavandería de dinero sucio, en una república casinera como lo fue Cuba en la época de Fulgencio Batista”. El semanario Proceso, en su número 1977, ya detalló algunas disposiciones contenidas en esta nueva legislación, como la supresión de la Dirección General de Juegos y Sorteos, de la Secretaría de Gobernación, que será sustituida por un “Instituto”, el cual regulará todo lo relacionado a los juegos y sorteos y otorgará los permisos a los empresarios del ramo, que también tendrán cabida en el “Instituto”. Con la nueva ley solo se otorgará un permiso por establecimiento, con una vigencia de hasta 12 años. Y podrá ser prorrogable por periodos de 10 años. Con objeto de que se modificara la ley, la organización Di No a los Casinos estuvo enviando cartas al Congreso, a Gobernación y a la Presidencia de la República. Incluso a instancias encargadas de luchar directamente contra el narcotráfico, como la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina. “No recibimos ninguna respuesta satisfactoria de estas instancias de gobierno. De nada sirve tanta sangre derramada en su lucha contra el narcotráfico si a fin de cuentas le están abriendo las puertas al lavado de dinero”, concluye Olivares Villagómez. Por lo pronto, la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la ley el pasado jueves 27, para que el próximo martes se presente al pleno. Según se prevé, la legislación no tendrá modificaciones sustanciales.

Comentarios