Alertan sobre inminente liberación de secuestrador y asesino de Silvia Vargas

jueves, 6 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Por presuntas violaciones al debido proceso y a sus derechos humanos, Raúl Ortiz González, El Azul, integrante de la banda de Los Rojos que presuntamente secuestró y asesinó a Silvia Vargas, la hija del exdirector de la Conade, Nelson Vargas, podría salir libre luego de que un magistrado de Circuito le otorgó la suspensión definitiva de amparo. Familiares de una de las víctimas de Ortiz González y Los Rojos –José N., quien actualmente se encuentra protegido por la PGR- denunciaron que el magistrado Osiris Ramón Cedeño Muñoz, titular del Quinto Tribunal Unitario del Segundo Circuito, concedió la suspensión definitiva con respecto a actos que reclama al juez segundo de distrito en materia de procesos penales federales en el Estado de México, lo que abre la puerta a que el inculpado obtenga su libertad. El Azul fue capturado en 2008, tras una denuncia interpuesta por familiares de José, quien fue secuestrado en los primeros meses de ese año por una banda que simuló un asalto a su oficina. El hombre fue obligado a subir a un automóvil con el argumento de que lo llevarían a un cajero, pero en lugar de eso, fue entregado a Los Rojos. Fue Raúl Ortiz quien se puso en contacto con la familia para exigir un rescate, mismo que fue pagado, señaló una de sus familiares en entrevista telefónica con Apro. Sin embargo, al regresar a su casa José N. siguió siendo extorsionado y tras denunciar, se montó un operativo en el que participó, consiguiéndose su captura. El Azul fue plenamente identificado por la víctima en las mismas instalaciones de la entonces SIEDO, y a partir de entonces se le brinda protección. Sin embargo, el 28 de septiembre de ese año Ortiz escapó cuando fue llevado por custodios a recibir atención médica al hospital de Xoco, “por orden de la excoordinadora de la AFI, Nicandra Castro”. En noviembre del 2008, Nelson Vargas ofreció una conferencia de prensa en la que señaló a Los Rojos como los responsables del secuestro de su hija Silvia, cometido el 10 de septiembre del 2007, y acusó a la PGR de desestimar información y datos que le fueron proporcionados para vincular a los Ortiz González con el plagio, a raíz de que uno de ellos fue su chofer. “Eso es no tener madre”, reclamó en ese entonces. Un mes después, el cuerpo de Silvia Vargas fue encontrado en una casa de san Miguel Xicalco, en la delegación Tlalpan. En julio del 2009, al día siguiente de que la entonces Secretaría de Seguridad Pública Federal presentara a tres de sus hermanos como integrantes de la banda de Los Rojos, Raúl Ortiz González fue capturado tras salir de su escondite. “A Raúl Ortiz lo metieron al Altiplano. Pero nos informan los abogados que a raíz de que Florence Cassez mete su amparo y sale libre, él mete los mismos argumentos para salir. Antier llegó un citatorio y el exhorto 329/2014 con la suspensión definitiva”, señalaron familiares de la otra víctima de secuestro por parte de Los Rojos. Apenas hace cinco meses, Nelson Vargas reapareció públicamente para pedir que todos los involucrados en el secuestro y asesinato de su hija fueran sentenciados, pues entre otros, aún estaba pendiente la condena contra El Azul. “Nosotros como víctimas hemos hecho lo necesario para su aprehensión, lo denunciamos, fuimos señuelo; hemos arriesgado la vida y seguimos el proceso judicial. El día de hoy, esta persona podría salir libre, burlándose completamente del sistema judicial mexicano. No podemos permitir que salga libre”, señalaron los familiares de José N. Dijeron que Nelson Vargas ya fue informado sobre esta resolución del magistrado, por lo que esperan unir fuerzas para denunciar y exigir que Ortiz sea sentenciado.

Comentarios