Exigen cambio de ruta del tren interurbano Toluca-Valle de México

miércoles, 10 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Urbanistas, organizaciones sociales, agrupaciones vecinales y diputados locales exigieron el cambio de ruta del Tren Interurbano Toluca-Valle de México para que no pase por la avenida Vasco de Quiroga, vialidad principal del pueblo de Santa Fe, debido a las múltiples afectaciones que provocaría en la zona y sus habitantes. Durante un foro convocado por diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, demandaron también la cancelación del tercer piso vehicular proyectado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y que la Secretaría de Obras y Servicios capitalina presente los estudios de factibilidad con los que se avaló el proyecto federal. Según los ponentes, el proyecto del gobierno federal afectaría a 100 mil habitantes de 33 colonias del pueblo de Santa Fe, así como sus opciones de movilidad y sus servicios básicos como agua y recolección de basura, y sus actividades comerciales y culturales. Lorena Álvarez, directora de la Casa Ernesto Meneses de la Universidad Iberoamericana, recordó la historia de “despojos” que ha tenido el pueblo de Santa Fe desde su fundación y advirtió que de seguir este proyecto como está planteado, podría haber un “grave conflicto social”. Los habitantes, argumentó, tienen un arraigo cultural e histórico que los llevaría a oponerse de manera férrea al proyecto. Pero no es la única razón: según sus estudios, la mega obra del viaducto elevado, dejaría a unas 14 colonias desconectadas de las pocas vialidades, y servicios básicos como la electricidad y la recolección de basura. Además, alertó que esa zona que es considerada desde 1998 Área de Conservación Patrimonial de la Ciudad de México y que las modificaciones por la obra en la avenida Vasco de Quiroga afectarían las tradiciones, las actividades comerciales y el tejido social de todo el pueblo. Gerardo Ocampo, presidente de la organización Súmate por el Valle de México, aseguró que con lo que va del proyecto se han violado los derechos humanos a la audiencia, a la información, a un ambiente sano, a la salud, a la no discriminación, entre otros. Agregó que también se estarían violando los planes parciales de desarrollo de las delegaciones Álvaro Obregón, Cuajimalpa y el pueblo de Santa Fe. Gerardo Garduño, vocero de la Unión de Colonos Camino Real, acusó que en la obra podría representar conflicto de intereses entre el gobierno federal y las empresas OHL y La Peninsular, quienes ya construyen los dos primeros tramos del proyecto, de Zinancatepec-Lerma y Lerma-Santa Fe y que, dijo, “están ligadas al Grupo Atlacomulco y al de los Hank Rhon”. En el foro participó la diputada local del PAN, Laura Ballesteros, quien acusó que la planeación y construcción de una vialidad por encima del paso del tren –es decir un tercer piso que funcionaría como autopista urbana– resulta “perfectamente violatorio” de diversos artículos de la Ley de Movilidad del DF, ya que prioriza al automovilista por encima del peatón. La legisladora aclaró que no se opone a la construcción del tren pues es necesario para la movilidad del Valle de México. Sin embargo, pidió que se modifique la ruta para que no pase por la avenida Vasco de Quiroga y que no desemboque en la zona de Observatorio, sino a las de Chapultepec o Tacubaya. El diputado del PRD, Eduardo Santillán, dijo que la SCT debe dar a conocer la otra opción del trazo del proyecto que reservó para los próximos diez años. Recordó que la avenida Vasco de Quiroga es vialidad secundaria cuya jurisdicción corresponde a la delegación Álvaro Obregón, no al gobierno federal. Elías Cattan, urbanista vocero de la agrupación Taller 13, consideró como “una aberración” la idea de que el tren interurbano pase por la avenida Vasco de Quiroga por las afectaciones que implicaría a la movilidad de la zona. Sobre el tercer piso del viaducto elevado que contempla el proyecto, dijo que va en contra de los sistemas de movilidad integrada “incluso, de nuestra propia vida”. Marchan contra proyecto Por la tarde, alrededor de 300 habitantes de 34 colonias del pueblo de Santa Fe, delegación Álvaro Obregón, realizaron una marcha de la Glorieta de Vasco de Quiroga hasta el centro comercial de la zona para demandar a las secretarías federales de Comunicaciones y Transportes y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como la de Obras del DF que transparenten la información del proyecto y los estudios de factibilidad de la obra. Al grito de “¡Peña, Mancera, la misma chingadera!” y con pancartas de rechazo al proyecto, los manifestantes caminaron por toda la avenida Vasco de Quiroga, aunque siempre bajo la presencia de decenas de granaderos. Vecinos de 10 colonias de la delegación Cuajimalpa se unieron a las demandas, que coreaban al ritmo de tamboras, cencerros, maracas y trompetas. La manifestación obligó el cierre de la circulación vehicular, lo que generó caos vial hasta la zona de Constituyentes y Chapultepec. (Con información de Rodrigo Vera)