Casa Blanca "asunto entre particulares", aduce la ASF y se lava las manos

jueves, 11 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) no moverá un dedo para investigar la “Casa Blanca” por tratarse de una transacción entre particulares. Así lo dejó en claro este jueves el titular del órgano de fiscalización, Juan Manuel Portal, después de participar en la entrega de premios del XVI Certamen Nacional de Ensayo sobre Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas. A pesar de las dudas que subsisten sobre la compra, posesión y remodelación del inmueble ubicado en las Lomas de Chapultepec, una de las zonas residenciales más exclusivas de esta capital, el encargado de vigilar el uso correcto de los recursos públicos comentó que Angélica Rivera no es servidora pública, por lo que el tema de la “Casa Blanca” es, subrayó, un asunto entre particulares. La mansión de Sierra Gorda 150 está registrada a nombre de la constructora Ingeniería Inmobiliaria del Centro, filial de Grupo Higa, de Armando Hinojosa Cantú, un empresario favorecido con contratos millonarios por Enrique Peña Nieto cuando era gobernador del Estado de México y ahora como presidente de la República. En lo que va de la administración, Hinojosa Cantú ha sumado 22 mil millones de pesos en contratos de obra. Grupo Higa obtuvo junto a otros consorcios la licitación del tren México-Querétaro, que fue revocada el pasado 6 de noviembre. Desatado el escándalo, el diario The Wall Street Journal dijo que el caso de la lujosa residencia puede generar dudas sobre los vínculos entre proveedores y el gobierno. “La casa puede levantar dudas acerca de los nexos entre los contratistas y el Presidente en una época en que su gobierno se está embarcando en varios proyectos de infraestructura relevantes, así como en la apertura del mercado energético a firmas privadas”, dijo el diario. El vocero presidencial, Eduardo Sánchez, dijo que no había ningún conflicto de interés si la familia de Peña Nieto compraba una casa de uno de los contratistas del gobierno. “Este tipo de compañías tiene propiedades en todo el país. Es perfectamente normal”, aseguró.

Comentarios