Joven que irrumpió en ceremonia del Nobel será deportado mañana

domingo, 14 de diciembre de 2014 · 21:25
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Adán Cortés, el joven detenido en Oslo, Noruega tras irrumpir la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz, será deportado este lunes, informó su hermano Austin Nitzar Cortés. “Nos acaba de informar mi hermano que su deportación se llevará a cabo el día de mañana, las últimas noticias que teníamos eran que el mismo Lunes se iba a llevar a cabo una audiencia donde se daría solución a su proceso legal, sin embargo este proceso jurídico no se concluyó y sin previo aviso sabemos ahora que mañana será su llegada a México”, dijo Austin en su página de Facebook. A través de un audio que Austin publicó en la red social, Adán acusa que hay irregularidades en su proceso legal en Noruega. “Mi abogado no tiene ni siquiera los documentos de mi caso y hasta cierto punto esto se está llevando de manera ilegal, no se están siguiendo los procedimientos como se debe. “Si tengo que volver mañana a México, lo voy a hacer, con la frente en alto y voy a regresar con las mismas intenciones con las que me paré en el escenario del Premio Nobel de la Paz”, señala Adán en la grabación. El pasado miércoles 10 el joven subió al estrado donde se celebraba la entrega del Premio Nobel de la Paz cuando la adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi, posaban con la medalla y el diploma del galardón. Adán se acercó a Malala y, desdoblando una bandera mexicana con una mancha roja, trató de pedirle que no se olvidara de México. La forma en que el estudiante de Relaciones Internacionales de la UNAM se coló a la ceremonia de premiación es un asunto que aún investiga la Policía de Noruega. Al principio se dijo que el mexicano se había acreditado como periodista, incluso llevaba una cámara fotográfica al cuello cuando interrumpió la ceremonia, pero esa versión fue rechazada por la Policía noruega. Según Austin Cortés Salas, hermano gemelo de Adán, de 21 años, el martes pasado su familiar le confesó que iba a manifestarse durante la ceremonia con la finalidad de exigir paz para México. Específicamente, señaló Austin, su hermano quería que el asunto de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa siguiera en las noticias.