Cita The Guardian a Proceso: "El gobierno federal supo en tiempo real del ataque a estudiantes"

martes, 16 de diciembre de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El diario inglés The Guardian retomó hoy en su página de internet la información publicada por el semanario Proceso en el número que está en circulación (1989) sobre la participación activa de policías federales en el ataque a los normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, en septiembre pasado. El texto de Jo Tuckman dice que las autoridades federales conocieron en tiempo real el ataque a un grupo de estudiantes normalistas  de parte de “policías corruptos”, y que se abstuvieron de intervenir para evitar la desaparición y posible masacre de 43 de ellos. La información publicada por la revista Proceso, subraya, está basada en documentos confidenciales y desata la furia pública ante la insistencia del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de alegar que las fuerzas federales no tienen responsabilidad compartida por el incidente ocurrido el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero. Hasta ahora, prosigue, 79 personas han sido detenidas por el presunto homicidio masivo y todos están relacionados con una red de corrupción que involucra a políticos y policías locales, así como miembros del cártel de Guerreros Unidos. Padres de los estudiantes desaparecidos alegan de manera permanente que la policía debió saber lo que ocurrió durante el ataque y les reprochan su omisión al no defender a los normalistas procedentes de la comunidad de Ayotzinapa. En el reportaje escrito por los periodistas Anabel Hernández y Steve Fisher y titulado “La verdadera noche de Iguala!, se presenta una historia alterna a la oficial de los acontecimientos de la noche trágica de Iguala, en el que revelan, de acuerdo con documentos y testimonios presenciales, que varias corporaciones policiacas supieron del ataque a los estudiantes y no intervinieron. La nota digital de The Guardian señala que los documentos publicados por Proceso dan cuenta detallada de los registros que llevó el centro de comando denominado C4 de los movimientos de los estudiantes, desde que dejaron la escuela en Tixtla y su travesía de dos horas a Iguala. Según la revista mexicana, el C4 informó al comando de la Policía Federal establecido en Iguala de la llegada de los jóvenes a la central de autobuses a las 9:22. Unos 20 minutos después, el C4 reportó del tiroteo, lo que desencadenaría la racha de violencia que duró horas. De acuerdo con el reporte del diario británico, la periodista Hernández reportó a la cadena MVS Noticias Radio: “Cuando vemos que el gobierno federal y estatal seguía a los estudiantes desde que dejaron la escuela en Ayotzinapa, se vuelve difícil pensar que todo lo demás que ocurrió fue un accidente”. Enrique Galindo, comandante de la PF, dijo que no hay evidencia que señale que los agentes participaron en los eventos del 26 de septiembre. Los señalamientos de Proceso ocurren después de que un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México cuestionara la versión oficial de los hechos, dice el rotativo europeo.  

Comentarios