Descalifican senadoras del PAN a Mancera por reforma capitalina

miércoles, 17 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La polémica por la abrupta cancelación de la última sesión del periodo ordinario de sesiones del Senado, que “descarriló” la reforma política del Distrito Federal, continuó entre PRD y PAN, mientras que el coordinador del PRI, Emilio Gamboa Patrón, se comprometió a sacar adelante la propuesta en un periodo extra en febrero. Las senadoras del PAN, Mariana Gómez del Campo y Gabriela Cuevas, acusaron de “mentiroso” al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, a quien señalaron de ser el artífice de la no aprobación de un dictamen que ya había sido aprobado por unanimidad en comisiones. “El jefe de Gobierno miente deliberadamente. Ha señalado –y lo dijo ayer en rueda de prensa– que los ciudadanos perdieron derechos al no votarse esta reforma constitucional. Miente por una simple y sencilla razón: ni en la propuesta que envía el jefe de Gobierno ni en el dictamen que ha trabajado el PRD viene un solo párrafo sobre un solo derecho para las y los capitalinos”, afirmó Gabriela Cuevas. Las legisladoras panistas afirmaron que Mancera estaba en contra de darle mayores facultades a las delegaciones, incluyendo la posibilidad de recibir recursos federales, al tiempo que destacaron que hubo diferencias “entre el PRD y el gobierno de la ciudad”. Mariana Gómez del Campo afirmó que “el gran problema del lunes”, último día del periodo de sesiones, fue que el PRD y su coordinador Miguel Barbosa “le fueron absolutamente leales al jefe de Gobierno y desconocieron los acuerdos, porque el jefe de Gobierno no estaba de acuerdo con lo que se había consensuado con Acción Nacional”. Por su parte, el coordinador de la bancada del PRD y presidente del Senado, Miguel Barbosa, negó que hubiera recibido presiones de Mancera y también desestimó la existencia de algún reproche del jefe de Gobierno capitalino hacia los perredistas. “Yo no he tenido comunicación con el jefe de Gobierno, seguramente la tendré. Yo no veo al jefe de Gobierno reprochándonos nada; no nos ha hecho ningún reproche, fue el cabeceo de las notas”, justificó Barbosa en rueda de prensa, tras conocerse las declaraciones de Mancera. Barbosa también negó que el PRI hubiera presionado en el sentido de que si no se aprobaba la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), no habría votos para la reforma del Distrito Federal. “Creo que fue un cierre de periodo en el que no hubo nada para nadie”, sentenció. Sobre la Ley Orgánica de la FGR, Barbosa afirmó que su partido “pugnará por reformar, adicionar lo que recibimos para que haya fiscal anticorrupción con herramientas claras, adecuadas, firmes para el desempeño de su función y no hay cambio a cambio”.  

Comentarios