Denuncian atentado contra líder comunitario de Aquila

viernes, 19 de diciembre de 2014 · 14:39
MÉXICO, D.F. (apro).- El pasado martes 16, Cemeí Verdía, comandante de la Policía Comunitaria del municipio costero indígena de Aquila, salió ileso de un atentado a balazos en la carretera costera Lázaro Cárdenas-Manzanillo. Casualmente, el incidente ocurrió al mismo tiempo en que los grupos de Hipólito Mora y José Luis Torres, El Americano, se enfrentaron en La Ruana. En el atentado, presuntamente perpetrado por templarios murieron cuatro personas, entre ellas un niño de cinco años, según un comunicado difundido en el sitio web enlacezapatista.ezln.org.mx. El parte informativo consigna también que tras la refriega uno de los atacantes fue capturado por los comunitarios. Se trata de Jonathan Aguilar Juan, La Changa, quien confesó que tenían instrucciones de asesinar a Cemeí Verdía. El líder comunitario y un grupo de comuneros de Ostula llegaron el martes pasado al poblado de La Placita, provenientes del municipio de Coahuayana, donde estuvieron unos minutos y después retomaron la carretera costera 200 en dirección de la comunidad de Ostula. En el camino, a la altura del paraje denominado La Peña una de las camionetas en las que viajaban los comuneros se adelantó y fue atacada por una célula integrada por cinco templarios, quienes hirieron de gravedad a José Mora Mendoza, de 24 años; Félix Mejía Valdovinos, también de24; Salvador Mejía Valdovinos, de 28 y Mejía Mora, un niño de 5 años, quienes fueron trasladados de urgencia a un hospital de Tecomán, Colima. Todos los heridos son familiares de José Mora encargado de la seguridad en la encargatura de Xayakalan, fundada el 29 de junio de 2009 en tierras que la comunidad recuperó de manos de narcotraficantes y pequeños propietarios del poblado de La Placita. Después de la agresión a los elementos de la policía comunitaria de Ostula, inició la persecución de los agresores pero sólo lograron detener a La Changa. El sujeto confesó que el grupo armado estaba integrado por cinco personas y dirigido por Luis N., El Caracol, quien también participó en la tortura y posterior asesinato del comunero indígena Trinidad de la Cruz, Don Trino, el 6 de diciembre de 2011, y cuyo crimen permanece impune. Según Aguilar Juan la intención de la célula criminal era asesinar a Cemeí Verdía, pero confundieron el vehículo en el que viajaba. También reveló que la orden de asesinar a Cemeí Verdía provino de Federico González, Lico, jefe de plaza del Cártel de los Caballeros Templarios en el municipio de Aquila, y Mario Álvarez, expresidente municipal de Aquila y exdiputado del PRI. A ambos se les responsabiliza de los 32 asesinatos y cuatro desapariciones de comuneros de Ostula entre 2009 y 2012. El atentado fue denunciado a través del sitio web de enlacezapatista.ezln.org.mx el martes 16, un día después del enfrentamiento entre los grupos de Hipólito Mora y El Americano, que dejó 11 muertos, entre ellos el hijo de Mora.