"El Americano" iba por la Gendarmería, no por Hipólito Mora

viernes, 19 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- La salida de la Gendarmería de La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, fue el detonante del enfrentamiento, el martes pasado, entre los grupos encabezados por Hipólito Mora y José Luis Torres, El Americano. Un video publicado por Animal Político, en el que sólo se escuchan conversaciones aparentemente tomadas de un circuito de radiocomunicación entre El Americano y algunos de sus seguidores, momentos antes del enfrentamiento con el grupo de Hipólito Mora, revela que el objetivo de Torres era atacar a los elementos de la Gendarmería, aunque no explicó por qué. Ya el pasado miércoles 17, en una entrevista con Milenio, previo a rendir su declaración, El Americano había señalado que no tenía diferencias con Hipólito Mora y lo que él quería era que se fuera la Gendarmería. "No hay diferencias con Hipólito. Nosotros no fuimos a provocarlos a ellos, queríamos que se fuera la Gendarmería, que pusieran retenes militares. Pero los Gendarmes se acomodaron con Hipólito y ellos ya saben cómo actúan. Nosotros no pensábamos que ya estuvieran acomodados", dijo, y afirmó que él y su gente sólo respondieron a la agresión de los gendarmes. En el video sobre la comunicación que mantuvo El Americano con su gente, momentos antes del enfrentamiento, se escuchan las instrucciones que les dio para esperar a que la Gendarmería hiciera un disparo para atacar. Al principio del video El Americano, dice: “Hey tranquilos, que aguanten, le estoy diciendo al Chin que se aguanten, calmados”. Otro hombre le dice que ya está con otros frente a la barricada construida frente al rancho El Palmar, propiedad de Hipólito Mora donde se encontraban postrados los integrantes de las fuerzas federales y también el grupo de Hipólito Mora. “No nos quieren dejar meter” dice un sujeto y otro responde: “Pérense poquito, si no se quitan les dejamos caer todos los tiros, pero espérense todavía. Ya me están diciendo que están arriba del empaque con los rifles; están con los rifles atrás mampuesteados (sic)”. Luego se oye a Torres decir: “Aquí esperando que a algún pendejo que se le vaya un tiro pa’que vea. Con un tirito que se les vaya a los pendejos...” En los siguientes, segundos de los cuatro minutos que dura el video, El Americano y sus seguidores se ponen de acuerdo para llegar todos hasta donde se encuentra la barricada “con palos, resorteras, de todo”. En otra parte, antes de dar la orden de avanzar, El Americano dice, sin detallar a quién se refiere, que “no quisieron arreglar”. Luego agrega: “Ya estoy hasta la verga, el problema no era con los de Hipólito ni con esos, eran con Gendarmería, así que ahora que la aguanten, la neta; nos están dando la vuelta, así que la aguanten a la verga. La neta, vénganse todos ya pa’ca. --Sale, ya vamos pa´lla. Con todo—responde uno. --Aquí adelantito, aquí agarramos a estos pendejos de los federales, aquí—sigue El Americano. Y recalca: “Era con gendarmería, ya Hipólito arrimó gente, órale pues; vamos a demostrarles lo que se puede hacer con costales y lo que se puede hacer con armas, a la verga…” “Ahí hay gente que arrimó parte Hipólito y parte la Gendarmería”, dice uno de los hombres de El Americano y otro sugiere: “Puta madre, vamos por él (Hipólito Mora), también el puto”. Otro más, dice: “Ya estamos papeando acá de este lado de la barricada, déjense caer todos, vénganse. Hay que cerrar todo aquí Simón. Vénganse todos, vamos a darles con todo”. PGJ gira órdenes de aprehensión La tarde de este viernes, el Comisionado para la Seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo, informó que después de recabar 113 declaraciones ministeriales y 201 pruebas periciales, tras los enfrentamientos del martes en La Ruana, se solicitaron al juez las órdenes de aprehensión correspondientes. En total, dijo en conferencia de prensa, son 56 las personas que han sido sometidas a pruebas de radizonato de sodio y a las que se les han solicitado sus armas, entre ellas el fundador de las autodefensas, Hipólito Mora, y Luis Antonio Torres, El Americano, cuyos grupos se enfrentaron y dejaron un saldo de 11 muertos. Después del enfrentamiento, abundó, se ordenó a los involucrados entregar las armas, rendir su declaración ministerial y aportar cualquier elemento para esclarecer los hechos. "Todos los involucrados cumplieron la instrucción de mando y se presentaron a declarar. Se tomaron las pruebas de radizonato de sodio, entregaron sus armas de cargo entre otras diligencias", señaló Castillo. En total se recabaron 113 declaraciones ministeriales, se realizaron 201 pruebas periciales y tras hacer un análisis, la PGJ michoacana determinó la situación jurídica de todos los involucrados, “solicitando las órdenes de aprehensión correspondientes ante el juez”, dijo. Castillo Cervantes confió en que, una vez concluido los sepelios de las víctimas, entre ellas el hijo mayor de Hipólito Mora, todos los implicados se presenten de manera voluntaria. “La Procuraduría (General de Justicia del estado) confía en que la mayoría acudirá de manera voluntaria a presentarse ante el juez, quienes no lo hagan serán presentados a través de la fuerzas del orden”, advirtió. Y adelantó que será hasta que se concreten las órdenes de aprehensión cuando se den a conocer los detalles de cómo ocurrió el enfrentamiento entre los seguidores de Hipólito Mora y El Americano, así como la identidad de los involucrados. Castillo refirió que el procurador de Justicia del estado, José Marín Godoy Castro y el Secretario de Seguridad Pública, Javier Ocampo García, ya instruyeron a los involucrados a "presentarse ante el juez de la causa a responder ante la justicia por los hechos acontecidos para que ejerzan su derecho a la defensa dentro del término constitucional, lo cual permitirá individualizar las conductas", dijo. Mora se presentará voluntariamente Tras el anuncio, Hipólito Mora dijo que se presentará ante el juez, aunque no especificó si recibió orden de aprehensión o presentación y aseguró que las autoridades –no dijo cuáles—le confirmaron que no lo detendrán. Mora hizo esa declaración en su casa, que se encuentra custodiada por al menos 17 elementos de la fuerza estatal por presuntas amenazas de un ataque supuestamente planeado por El Americano. Ahí también dijo que confía salir librado, igual que la vez que la vez pasada, cuando fue detenido en marzo y dejado libre semanas después debido a que no se comprobó su participación en el asesinato de dos hombres del grupo de El Americano. En este caso, dijo, “va a ser la misma situación porque yo no he cometido ningún delito. Yo traigo mi credencial como policía, mis armas de policía, armas registradas. “Vienen y nos agreden un montón de delincuentes, entonces yo sé que tengo que estar libre, no tengo por qué acabar en una cárcel ni nada”, aseguró. Asimismo, confió en que todos los involucrados de su grupo saldrán bien librados.