Ofrece EPN construcción de 17 gasoductos

martes, 2 de diciembre de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto anunció la construcción de 17 gasoductos y un proyecto de suministro de gas natural para Baja California Sur, con una inversión de 228 mil 500 millones de pesos. En total se construirán ocho mil 500 kilómetros de nuevos gasoductos lo que representa, dijo, un incremento de 75% en la infraestructura en esta materia en el país. “Todo esto, sin contar los proyectos que se pueda dar por parte del sector privado”, comentó el mandatario al inaugurar la primera fase del gasoducto Los Ramones que transportará carburante entre esta entidad y Tamaulipas. Sin dar mayores detalles sobre la construcción de los 17 gasoductos Peña Nieto, dijo que uno de los objetivos de este proyecto es apoyar a tres entidades que se han quedado rezagadas en cuanto a suministro de gas natural: Chiapas, Oaxaca y Guerrero. Respecto del proyecto de gas natural en Baja California Sur, precisó que la reciente contingencia meteorológica provocada por el huracán Odile motivó al gobierno federal a asegurar suministro energético a la península, principalmente a Los Cabos. La primera fase del gasoducto Los Ramones inaugurada hoy por Peña Nieto transportará gas natural entre esta entidad y Tamaulipas. La obra de 118 kilómetros de longitud, iniciada en marzo del año pasado, forma parte de un megaproyecto de casi mil kilómetros de longitud que unirá al estado de Texas, Estados Unidos, con Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí y Querétaro. Una vez finalizado moverá unos mil millones de pies cúbicos diarios de combustible. La inversión será de dos mil 500 millones de dólares, informó Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex). Durante la presentación de la obra, el mandatario aprovechó para apuntalar las reformas que ha emprendido en su administración en materia de energéticos: “Estamos colocando los cimientos de las modificaciones de orden estructural de reformas legales y en la legislación secundaria, para dar otra plataforma y hacer los escalones que nos permitan arribar a mejores condiciones”, dijo. Al evento, programado a las 13:30 horas, Peña Nieto llegó con dos horas de retraso, debido a que el helicóptero no podía descender en el sitio de la Estación de Compresión de Los Ramones por el mal tiempo. El mexiquense tuvo que hacer el recorrido en coche desde el Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, en Apodaca, hasta este municipio rural ubicado 70 kilómetros al norte de la capital. Unos mil invitados lo esperaron bajo un cobertizo sin paredes a una temperatura de siete grados centígrados para atestiguar el acto que duró menos de 40 minutos. Como se ha hecho costumbre en actos públicos, al inicio y al final del evento, el mandatario se tomó decenas de fotografías con hombres y mujeres durante su recorrido al subir y bajar del templete.