Hallan tres decapitados en fosa clandestina de Zacatecas

lunes, 22 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Policía Municipal de Trancoso, Zacatecas, informó del hallazgo de una fosa clandestina en la comunidad de La Blanquita, donde fueron enterrados los cuerpos de tres hombres decapitados, uno con las manos atadas a la espalda y otro, sin la mano derecha. La fosa fue encontrada la tarde del pasado sábado 20 de diciembre en un terreno de cultivo ubicado entre los cerros Coloradito y Prieto. Según el reporte forense, las personas murieron por heridas producidas por objeto punzocortante hasta la decapitación, oscilaban entre los 25 y 40 años y tenían de dos a cuatro semanas de haber fallecido. Según el reporte policiaco, a las 19 horas del pasado día 20 la Comandancia de Guardia de la Dirección de Policía Ministerial del Estado informó que recibió un reporte de la Comandancia de Seguridad Pública Municipal de Trancoso sobre el hallazgo de un cuerpo en un terreno de cultivo. El aviso fue de una llamada anónima alrededor de las 17:50 horas, que aseguró que en los terrenos de “Lupe Jaramillo y Pascual Galindo de la Comunidad La Blanquita se encontraba una persona sin vida cubierta por unos nopales y que los perros la andaban sacando”. Se trataba de un lugar con tierra removida y húmeda cubierta por nopales. Cuando las autoridades comenzaron a escarbar, a unos 20 centímetros observaron un pie humano. Peritos retomaron la excavación de un hoyo de aproximadamente 60 centímetros de diámetro. Así encontraron los tres cadáveres. De acuerdo con el reporte policiaco y el resultado de la necropsia, el primer cadáver descubierto estaba en “posición atípica” y con las manos amarradas hacia la espalda. Medía alrededor de 1.60 metros; vestía playera de manga corta roja, pantalón de mezclilla azul y un bóxer azul con estampados de caballos en color blanco y no traía zapatos. Este cuerpo tenía múltiples tatuajes de figuras e iniciales: una estrella negra, los nombres de “Roberto”, “Tania” y “Brandon”, un Sagrado Corazón entre espinas, un payaso con sombrero, las iniciales “RCM”, un duende, un pez y un demonio de Tasmania. El segundo cuerpo fue hallado en “posición decúbito dorsal”, sin la mano derecha. Tenía una estatura de 1.75 metros; usaba playera negra, pantalón de mezclilla azul y no traía zapatos. Tenía tatuados los nombres de “Moradi”, “Daniel L.”, “KEVA”, las siglas “CML13” y la figura de un perro de la raza Pit Bull. Hasta abajo de la fosa había un tercer cadáver “en posición atípica”,  de 1.65 metros de estatura, aproximadamente, vistiendo pants azul y bóxer gris; este cuerpo estaba semienvuelto en una cobija roja. No tenía tatuajes ni señas particulares. Los cuerpos fueron llevados al anfiteatro y hasta el momento están en calidad de desconocidos.

Comentarios