Porque "no es urgente" el tema de Michoacán, legisladores frenan comparecencia de Castillo

lunes, 22 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Senadores y diputados de PRI y PAN consideraron que no es urgente discutir el tema de Michoacán y la actuación del comisionado Alfredo Castillo, y por ello mandaron a comisiones la solicitud de que comparezca ante la Comisión Permanente. Lilia Aguilar, del Partido del Trabajo (PT), propuso un punto de acuerdo para que Castillo Cervantes compareciera ante los legisladores y explicara por qué está protegiendo a grupos de personas acusadas de formar parte del crimen organizado y convertirlos luego en sus operadores políticos. “Hay señalamientos muy graves frente al comisionado Castillo, como el que se ha reunido con elementos del crimen organizado, que tiene acuerdos con unos y con otros no, que es finalmente lo que ha concluido en el enfrentamiento del martes 16” en La Ruana, Michoacán. Hay señalamientos claros, abundó, “de que ha perdonado a personas que han participado en el crimen organizado y que los ha vuelto sus operadores políticos en Michoacán, pero sobre todo, la violación a derechos humanos de activistas, como el señor José Manuel Mireles, quien es tratado como un delincuente y que ha sido detenido e incluso podríamos decir que torturado”. La petista se refirió al enfrentamiento entre el grupo de seguidores de Hipólito Mora y Luis Antonio Torres, El Americano, en el poblado de La Ruana del municipio michoacano de Buenavista Tomatlán y que provocó la muerte de 11 personas, entre ellos el hijo de Mora. Pese a ello, los diputados y senadores de PRI y PAN se negaron a considerar “de urgente” el tema y discutir el punto de acuerdo. Rechazaron así debatir la situación de violencia que enfrenta Michoacán y las acciones emprendidas por Alfredo Castillo, a quien la legisladora Aguilar calificó de comisionado federal “inconstitucional”. Aguilar criticó no sólo su actuación como comisionado, sino el que Castillo se esté dedicando más tiempo “a jugar golf y a la socialité”. Por mayoría de votos el punto de acuerdo se rechazó y éste se envió a la primera comisión de Gobernación, para que ahí se defina si se somete al pleno y cuándo podría votarse si se llama a comparecer o no a Castillo Cervantes. La Permanente también rechazó llamar al Senado de la República a que convoque a un periodo extraordinario para votar la reforma política del Distrito Federal. Mariana Gómez del Campo, senado por el PAN, argumentó en contra de la propuesta porque, acusó, el PRD pretendió engañarlos y de última hora poner a consideración un dictamen en donde se quiere transformar a las delegaciones en municipios pero sin independencia jurídica, sin presupuesto propio y respondiendo únicamente al jefe de gobierno local. Dolores Padierna, promotora del punto de acuerdo, rechazó que no se haya discutido el tema con el PAN, pues recordó que ella misma logró que el jefe de gobierno capitalino se reuniera con panistas, priistas y de todos los partidos para consensuar la reforma local. Gómez del Campo reviró que se pretendía hacer una reforma “Mancera” al Distrito Federal y que su partido no lo iba a permitir.

Comentarios