Fallece el ministro Valls, aliado del PRI y del PAN en la SCJN

miércoles, 3 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Sergio Valls Hernández falleció este miércoles a los 73 años de edad, tras dos años de padecimientos de salud que lo orillaron a ausentarse constantemente de las resoluciones del máximo tribunal. Valls Hernández se encontraba con una licencia médica de 30 días, como consecuencia de problemas renales. Aún le quedaban cinco años como ministro de la Corte. Su muerte ocurre en momentos en que la SCJN se encuentra dividida debido a que seis ministros, de un total de diez, pretenden sustituir, a partir del 2 de enero próximo, a Juan Silva Meza en la presidencia del organismo y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), instancias que el propio Valls pretendió encabezar hace ocho años. El presidente Enrique Peña Nieto tendrá que enviar al Senado una terna para reemplazarlo. Las dos salas de la Corte, a las que perteneció Valls, suspendieron sus trabajos este día. Para mañana se espera una despedida de cuerpo presente en la Corte. Peña Nieto tendrá la oportunidad de reconfigurar la Corte. Apenas llegó al poder, propuso al ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena; ahora sugerirá al sustituto de Valls y el año próximo a los de los ministros Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero, quienes se retiran el 30 de noviembre de 2015. Hombre cercano al poder tanto con los gobiernos priistas como panistas (Proceso 1725), Valls Hernández es el tercer ministro que muere en funciones. El primero fue, en 2004, Humberto Román Palacios, a quien el propio Valls sustituyó al ser propuesto por Vicente Fox. El segundo fue el ministro Jesús Gudiño Pelayo, fallecido en 2010. Valls llegó a ministro con el apoyo del entonces senador panista Diego Fernández. Otro de sus promotores políticos fue el actual senador del PRI Emilio Gamboa, con quien fue responsable jurídico en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMS) cuando aquél fue director general. Antes de ministro, fue consejero del CJF, donde estuvo a cargo de la poderosa comisión de Administración. Su incursión en funciones judiciales fue durante el gobierno de Carlos Salinas, cuando fue designado magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. Hasta entonces había cumplido funciones políticas y administrativas en los gobiernos del PRI. Como militante de ese partido, fue diputado federal por su estado, Chiapas. Por su cercanía con el poder, sus votos fueron en general de apoyo al gobierno en turno, aunque en algunos casos de interés social sus votos no eran impopulares. Sus intervenciones eran breves y siempre leídas, por lo que sus críticos aseguran que fue poca su contribución al debate en la Suprema Corte. En 2012 su ponencia quedó bajo la mira, cuando uno de sus exalumnos y secretario de Estudio y Cuenta, Juan Carlos de la Berra Vite, fue procesado por delincuencia organizada. Valls se desmarcó y dijo que las acusaciones en contra de su excolaborador fueron de cuando trabajó para la SEIDO en 2010. Sus relaciones políticas se extendieron a sus hijos, que lo mismo trabajaron para los gobiernos panistas de Fox y Felipe Calderón que para Enrique Peña Nieto en el Estado de México. Su hijo, Guillermo Valls Esponda, fue agregado de la PGR en Madrid y ahora es Administrador General de Servicios al Contribuyente del SAT. Jaime fue presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez y ahora es el rector de la Universidad Autónoma de Chiapas. Sergio fue designado en el gobierno de Peña Nieto en el Estado de México como magistrado del Tribunal Superior Agrario de la entidad. Su hija Maricarmen fue diputada federal del PAN, suplente del ahora senador Roberto Gil Zuarth, exsecretario particular de Calderón. Cuando Maricarmen se casó en 2007, a la boda entre los invitados de Valls estuvieron Carlos Salinas y Diego Fernández.

Comentarios