"Alto riesgo autoritario" con ley antimarchas, alerta el PRD

jueves, 4 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, arremetió contra la ley de movilidad ciudadana aprobada el martes por la Cámara de Diputados pues, alertó, “trae un alto riesgo autoritario”. Para Navarrete da la impresión de ser una ley que pretende acotar o definitivamente impedir la libre manifestación de planteamientos, exigencias, protestas en la vía pública. Entrevistado antes de inaugurar el Taller de Formación Política del PRD, consideró que está aflorando la vena priista más autoritaria. Luego advirtió que el PRI no puede imponer una medida de esa naturaleza para dar pie a tener la protección legal para frenar las marchas de protesta. Una represión a la protesta pública, indicó, “es regar gasolina y lanzar un cerillo”. Por eso “no lo compartimos. El gobierno debe entender que hay un ánimo social de reclamo y el gobierno debe dar respuesta a esos planteamientos, no impedir que se expresen”. También dijo que el gobierno federal debe entender primero cuál es el clima social del país y conectarse con la opinión de la gente para tomar decisiones que afecten o beneficien a los ciudadanos. “México está asombrado, la sociedad mexicana tiene preocupaciones mayores, hay inquietudes, hay indignación, hay reclamo, hay que entender el momento del país y hay que conectarse con la opinión de la gente. Son tiempos en que la gente exige respeto a sus derechos, ejerce sus derechos constitucionales para expresar sus puntos de vista para protestar, para proponer, para demandar soluciones, para exigir al gobierno que le dé respuestas a sus demandas añejas o nuevas. La sociedad mexicana está movilizada. Unos en las calles, otros en las redes, otros en espacios públicos, otros en los centros de estudio. Hay que entenderlo bien”, indicó. Navarrete aclaró que los diputados federales perredistas votaron en contra porque no comparten el sentido de la ley de movilidad ciudadana, “y vamos a una diferenciación del gobierno claramente en esta materia y en otras también”. Finanzas del PRD Al referirse a las finanzas del partido rumbo al 2015, luego de la demanda interpuesta por el argentino Carlos Ahumada, Navarrete sostuvo que revirtió esa querella de 520 millones porque “era un fraude maquinado” por el exempresario. Además, rechazó que tengan una deuda de 805 millones. Afirmó que en días pasados finiquitaron la deuda por los 108 millones de pesos que costó la elección interna donde resultó elegido para encabezar el partido. “Esto ha afectado las finanzas enormemente”, reconoció. Por eso, dijo que recortaron la nómina del personal político a 50%, disminuyeron el gasto corriente y tienen una política de austeridad en los estados. “Todas estas medidas nos van a permitir que comencemos el año en mucho mejores condiciones, a ello se suma lo que nos van a dar para gasto corriente y lo que nos van a dar para gasto electoral que, como hemos dicho, transparentaremos totalmente”, apuntó.

Comentarios