Calderón pide al PAN reivindicar los logros de sus gobiernos

jueves, 13 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Fresco aún el escándalo por los “moches” y actos de corrupción al interior del PAN, el expresidente Felipe Calderón se manifestó “muy triste por la realidad por la que está atravesando el partido", pero subrayó que se siente “muy orgulloso” de pertenecer a esa fuerza política. Calderón, quien ayer fue repudiado frente al Club de Industriales, donde presentó su Fundación Desarrollo Humano Sustentable, admitió que mantiene diferencias con la dirigencia del PAN que encabeza Gustavo Madero, y por ese motivo, dijo, se ha mantenido alejado del partido. "Tengo mis diferencias evidentemente con la dirigencia actual, hay prácticas y circunstancias que yo no acepto y que me han mantenido alejado del PAN desde que salí de la Presidencia de la República, y así estaré porque no coincido con algunas cosas y espero que esa situación se resuelva pronto", puntualizó en entrevista en Radio Fórmula. El exmandatario afirmó que no intervendrá en asuntos de Acción Nacional ni en temas de la situación interna, pues –admitió– aún no encuentra su lugar y tarea en ese instituto político. Asimismo, hizo un llamado para que el partido madure y reivindique las cosas buenas de los gobiernos panistas. "Creo que mi papel es ser respetuoso de los procesos internos, pero ojalá este tipo de prácticas cambien, el PAN tiene una gran oportunidad ahora", apuntó. Señaló que tiene la intención de concluir la beca que le ofreció la Universidad de Harvard y regresar a vivir a México a finales de julio, cuando concluya su estancia académica. Sin embargo, afirmó que no tiene intenciones de ser diputado o senador. Felipe Calderón también habló de la estrategia del gobierno de Enrique Peña Nieto de utilizar grupos de autodefensa para combatir al crimen organizado en Michoacán: “El gobierno federal debe evitar que un movimiento, por más genuino, sea ocupado por fuerzas ilegales que pueden resultar a la larga con vínculos criminales”. Ayer, el panista presidió una cena para presentar su Fundación Desarrollo Humano Sustentable, en el Club de Industriales de la Ciudad de México. Los asistentes, la mayoría de Acción Nacional, pagaron cinco mil pesos para participar en el acto. En su reaparición en México, Felipe Calderón fue repudiado por decenas de manifestantes que se dijeron panistas. “¿Y los 100 mil muertos de tu sexenio?”, le gritaron una y otra vez. El repudio también fue para uno de los aspirantes a presidir el PAN, Ernesto Cordero, a quien los inconformes reclamaron con mantas su célebre declaración de que las familias mexicanas pueden vivir con 6 mil pesos mensuales, incluyendo hipoteca y escuela privada para sus hijos.

Comentarios