Confirman "renuncia acordada" de titular de la SSP en León, ante oleada delictiva

jueves, 13 de febrero de 2014
LEÓN, Gto. (apro).- La presidenta municipal, Bárbara Botello Santibáñez, informó de la “renuncia acordada” del secretario de Seguridad Pública, Miguel Pizarro Arzate, a menos de la mitad del trienio, tras semanas de rumores y en medio de una oleada delictiva que no cesa. Al menos 12 personas han sido asesinadas violentamente en este municipio en las primeras semanas del año; diez de ellas por arma de fuego. El general Pizarro se convirtió en titular de la SSP leonesa luego de haber ocupado el mismo cargo en el gobierno estatal con Juan Manuel Oliva Ramírez. Según Botello Santibáñez, no se trata de un despido, sino de una “renuncia acordada” con el exfuncionario, para dar paso a una nueva estrategia de seguridad coordinada con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). “No es despedida (sic); es un cambio, una renuncia”, aclaró. El recuento de los homicidios reconocidos públicamente en León indica un repunte entre el 2012 y el 2013, en el primer año de la gestión de Botello Santibáñez, con cuyo triunfo en julio del 2012 el PRI recuperó el municipio que había sido gobernado por Acción Nacional desde fines de los ochenta. La renuncia del general Pizarro se hará efectiva la próxima semana, cuando se dará a conocer al nuevo titular y la nueva estrategia de operación. El nuevo secretario de Seguridad Pública de León ya no será militar, sino un profesionista civil, informó. Tampoco será leonés, adelantó Botello, quien reconoció que se trata de alguien recomendado por el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cuyo titular es Monte Alejandro Rubido. La alcaldesa priista argumentó que a Pizarro le tocó “una etapa muy complicada, como muchos secretarios de seguridad en estas últimas administraciones no habían tenido”, entre otras cosas, porque se hizo cargo de culminar la depuración de la Policía y fortalecer la academia. Según la alcaldesa, es mejor tomar una decisión como ésta que “quedarse en el confort”. El nuevo titular deberá enfrentar no sólo el aumento de los homicidios violentos, sino un incremento al doble de los robos domiciliarios en el último año.

Comentarios