Presume Videgaray que "el mercado" está dando a México "un trato distinto"

jueves, 13 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de la aprobación de las “reformas estructurales”, el gobierno federal se muestra cada vez más optimista sobre el momento que vive la economía mexicana. Esta vez el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, presumió que entre los países emergentes, México recibe un trato distinto. “El mercado está tratando a México distinto, y está tratando a México diferente en un momento crítico para los mercados emergentes cuando se está reduciendo la disponibilidad de liquidez global”, destacó durante su participación en la 22 Reunión Plenaria de Consejeros Consultivos de Banamex. Contrario a la percepción del sector empresarial, que ha insistido en que la estabilidad macroeconómica está en riesgo ante el débil andamiaje institucional y por la crisis de violencia que vive el país, Videgaray ve positivo el futuro económico. “La economía mexicana para 2014 presenta mejores perspectivas de crecimiento que las que tuvimos el año pasado, y esto deriva en que tenemos una mejor condición tanto en lo externo como en lo interno. En particular avizoramos un mejor crecimiento de la economía de Estados Unidos y fundamentos sólidos de la economía mexicana frente a la volatilidad que existe en los mercados financieros internacionales, particularmente en lo que respecta a los mercados emergentes”. Ante el presidente Enrique Peña Nieto, banqueros, economistas, funcionarios e inversionistas, el encargado de las finanzas públicas del país dio números que muestran el comportamiento de la economía mexicana ante la volatilidad. Precisó que el rendimiento del bono a 10 años denominado en dólares en México, es el más bajo entre economías como Indonesia, Turquía, Sudáfrica, Brasil y Colombia. “Al cierre del 11 de febrero era de 3.88%, comparado por ejemplo con el de Brasil, que es de 4.42%, o las economías de Indonesia, Turquía y Sudáfrica, superior a 5%”. Para Videgaray, México cuenta con otra fortaleza: estar distante de China en cuanto a las relaciones comerciales. “Esto es importante recordarlo porque habla de una de las fortalezas de la economía mexicana ante la incertidumbre que se vive en los mercados emergentes, y una de las variables que está introduciendo riesgo a los mercados emergentes es la incertidumbre de la evolución de la economía China”, sostuvo. Sin embargo, agregó, a diferencia de lo que ocurre con países como Brasil o Sudáfrica, México tiene una exposición a la economía China muy baja. Menos de 4% de nuestras exportaciones en total van a Asia, incluyendo a Japón y a China, apuntó. En pocas, palabras, los factores de riesgo externo no son tan peligrosos, según el titular de la SHCP. Tanto así que comparó el tipo de cambio en otras naciones subdesarrolladas. “En materia de tipo de cambio, en los últimos 13 meses el peso mexicano se ha depreciado 3.39%. Observen ustedes los niveles de depreciación que ya acumulan otras economías emergentes: Indonesia, 24%; Turquía, 23%; Sudáfrica, casi 30%; Brasil, 17%, e incluso Colombia, que es una de las economías de América Latina con mejores fundamentales, acumula ya una devaluación o una depreciación de 15%”. Así, Videgaray pintó un 2014 alentador a los cientos de inversionistas presentes, y mencionó que al 31 de enero se ejercieron miles de millones de pesos. “El gasto se está ejerciendo oportunamente en 2014. Al 31 de enero se ejercieron ya más de 197 mil millones de pesos, esto es, 10% más en términos reales de lo que se ejerció en enero del año pasado, y esto no incluye a las entidades de control presupuestal directo: Pemex, CFE, el IMSS y el ISSSTE. Entonces el gobierno federal está ejerciendo un 10% más del presupuesto que ejerció el año pasado”, Luego hizo una precisión: “El gasto pagado de las dependencias federales, y subrayo pagado –dijo– porque muchas veces las estadísticas de gasto público incluyen gasto comprometido o gasto contratado, pero el gasto pagado creció 28% en términos reales comparado con el mes de enero del año pasado”. El funcionario federal aseguró que lo que fue una debilidad de la demanda agregada en 2013, ahora se convierte en una fortaleza para esa demanda y el crecimiento del producto interno bruto (PIB) en 2014. No paró ahí. Su discurso desbordó un panorama positivo de la economía mexicana al hablar de las ventajas de las reformas aprobadas el año pasado, y confió en que se recuperará la industria de la construcción a través de un desarrollo urbano ordenado y sustentable. También presumió el máximo histórico de las reservas internacionales y el “bajo” déficit público, y aseguró que el alza inflacionaria será transitoria. Y, por supuesto, no dejó de mencionar la reciente alza de calificación de Moody’s. “Creo que tan importante como el alza de calificación que nos da Moody’s y que nos lleva por primera vez a la categoría de las “As”, somos apenas el segundo país de América Latina que alcanza esta categoría. Creo que tan importante como el alza de calificación es lo que dijo Moody’s al elevar la calificación”.

Comentarios