Anuncian multas para escuelas que vendan comida chatarra

martes, 18 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Los colegios públicos y privados del país que infrinjan las nuevas reglamentaciones para la comida que consumen los alumnos podrían ser sancionados hasta con cinco mil salarios mínimos. Ello se desprende del acuerdo mediante el cual se establecen los lineamientos generales para el expendio y distribución de alimentos y bebidas preparadas y procesadas en las escuelas del sistema educativo nacional, integradas por las secretarías de Salud (Ssa) y Educación Pública (SEP). La subdirectora de Nutrición de la Ssa, Zaira Valderrama Álvarez, precisó que la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) analiza desde el pasado jueves 13 las nuevas disposiciones. Luego de que se hagan las observaciones pertinentes a la propuesta y la Cofemer las apruebe, serán sancionados los servidores públicos y prestadores de servicios educativos que promuevan o propicien la preparación, expendio y distribución de alimentos que sean fuente importante de azúcares simples, harinas refinadas, grasas o sodio, conforme lo establecen los artículos 75 y 76 de la Ley General de Educación. Esto implica que, en caso de reincidencia, las multas podrán duplicarse o se podrá revocar el reconocimiento de validez oficial de estudios. Durante el Foro Internacional sobre Alimentos Saludables en las Escuelas, organizado por la Alianza por la Salud Alimentaria, Valderrama Álvarez explicó que las nuevas reglas serán publicadas en el Diario Oficial de la Federación el próximo 10 de marzo, y detalló que además de las escuelas públicas y privadas de nivel básico, aplicarán también en planteles de nivel medio superior y superior. De acuerdo con los lineamientos integrados por la Ssa y la SEP, algunos de los alimentos que pueden causar multas son leche con saborizantes y azúcares añadidos; verdura y/o fruta cristalizada; pulpas o colados de verdura y/o fruta con azúcares añadidos; mermeladas, ates, jaleas, entre otros; fruta en almíbar; azúcar; salsa cátsup; chocolate en polvo; gelatina y/o flan; mazapanes; miel y jarabes; cereales de caja, galletas y barras con coberturas y/o rellenos azucarados; pan blanco; hot cakes de harina refinada y pastelillos. El nuevo acuerdo también incluye eliminar la preparación de alimentos, es decir que en las cooperativas ya no deberían venderse tortas, sándwiches, quesadillas o tacos, por ejemplo. Valderrama Álvarez insistió que a diferencia de los emitidos en la gestión de Alonso Lujambio como titular de la SEP, que sólo consideraban criterios nutrimentales para refrigerios, los nuevos lineamientos también se aplicarán para desayunos y comidas.