CIBanco se desmarca de dueño de Oceanografía

lunes, 10 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Consultoría Internacional (CIBanco) aceptó este lunes que Martín Díaz Álvarez fue accionista de esta firma, como lo reportó Proceso en la edición 1949 que circula esta semana, sin embargo, aclaró que nunca ha tenido relación con Amado Yáñez, accionista mayoritario de Oceanografía. El semanario destacó que gasolineras, “cajas de ahorro, financieras, inmobiliarias, casinos y hasta un banco relativamente nuevo, Consultaría Internacional (CIBanco), podrían ser parte de una estructura financiera fraudulenta en torno a Oceanografía. Todas estas empresas están ligadas por un nombre: Martín Díaz Álvarez, sobrino de Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda durante el sexenio foxista”. En un comunicado de cinco puntos, CIBanco estableció este día: “El ingeniero Martín Díaz Álvarez se hizo accionista de Consultoría Internacional en el año de 1999 a través de la operación en la que el Fondo de Inversión Advent International adquirió el control de la casa de cambio”. Y luego prosigue: “El actual CIBanco adquirió la participación de Advent International en la casa de cambio Consultoría Internacional, en noviembre de 2004. De dicha fecha hasta el 2009, el Ing. Díaz Álvarez mantuvo su participación accionaria en CIBanco sin ningún incremento. “Cabe destacar que durante el periodo comprendido de 2005 a 2009 el Ing. Díaz no desempeñó función operativa alguna dentro de la institución. En el 2009 el Ing. Díaz Álvarez vendió el ciento por ciento de su participación en CIBanco y, desde entonces, no es accionista directo o indirecto de esta institución ni mantiene alguna otra relación”. En el reportaje “El caso Oceanografía salpica a muchos…”, Proceso resalta que Martín Díaz, quien también es socio de Oceanografía y está siendo investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) por presunto lavado de dinero, es accionista del banco mencionado y señala que el 2 de octubre de 2009 renunció al cargo de consejero propietario. También se aclara que se desconoce en qué momento Díaz Álvarez adquirió las acciones de CIBanco. Y en ningún momento la revista señala que Amado Yáñez participe en el banco. En el semanario se indica que Estados Unidos congeló las cuentas de CIBanco, debido a que Wachovia Bank denunció al banco por efectuar movimientos sospechosos. En el comunicado de CIBanco se aclara que sus cuentas nunca han sido congeladas, sino que Wachovia decidió no mantener relación con ninguna casa de cambio, razón por la que se cerraron las cuentas. Por último, la institución bancaria refiere en su comunicado –y lo establece como primer punto– que asumió la categoría de banco en 2008, cuando Agustín Cartens era secretario de Hacienda; Guillermo Ortiz encabezaba el Banco de México y Guillermo Bazbaz presidía la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Sobre este punto Proceso en ningún momento establece fecha distinta a cuando se autorizó a CIBanco operar como banco. Al inicio de su comunicado, CIBanco puntualiza: “Emite esta atenta aclaración ante la nota aparecida el día domingo 9 de marzo en la revista Proceso, y que fue retomada en algunos otros medios, respecto a la institución y dado que la actividad que realiza se basa en la confianza de los ahorradores, de sus clientes y su imagen ante el público en general, así como en el cabal cumplimiento de la normatividad de las autoridades y de respeto a la sociedad”.

Comentarios