Consignan a Hipólito Mora; lo trasladan al penal de Mil Cumbres

jueves, 13 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder de las autodefensas Hipólito Mora fue consignado hoy por la PGJE ante un juez federal para que se determine si tiene responsabilidad en el homicidio de Rafael Sánchez Moreno, El Pollo, y José Luis Torres Castañeda, Nino Torres. Lo anterior, luego de que concluyera el plazo que tenía el MP para integrar las pruebas sobre la responsabilidad intelectual de Mora Chávez en las ejecuciones de El Pollo y Nino Torres. El fundador de las autodefensas fue trasladado al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Mil Cumbres, bajo un fuerte dispositivo de seguridad desplegado por fuerzas federales y elementos de la policía estatal y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). El procurador Martín Godoy Castro confirmó esta noche en rueda de prensa que se ejercitó acción penal contra Hipólito Mora por el delito de “homicidio calificado de dos personas”. El funcionario también dijo que se integran otras 35 denuncias contra Mora Chávez por los delitos de despojo, privación ilegal de la libertad, amenazas, robo a casa habitación y violación de domicilio. Por la mañana, Eduardo Quintero, abogado de Hipólito Mora, sostuvo que no hay pruebas que demuestren que su cliente participó en el homicidio de El Pollo y de José Luis Torres, quienes fueron asesinados el sábado 8 en Buenavista, Michoacán, y advirtió que si el líder comunitario fuera consignado, lo que ocurrió por la tarde, ello sería resultado de "una situación política". "No dudaría de que por una situación política Hipólito Mora fuera consignado hoy", dijo Quintero en entrevista con Radio Fórmula. En otra entrevista con Noticias MVS, el abogado sostuvo que no hay pruebas que demuestren la coparticipación de Mora en el doble homicidio. A su cliente, abundó, le pidieron que señalara a los asesinos, pero él desconoce quiénes son. Además, dijo, no hay detenidos como presuntos autores materiales como para que hagan declaraciones contra Hipólito Mora. Si al líder comunitario se le acusa de homicidio en coparticipación, explicó, "lo que se debe entender es que Hipólito Mora supuestamente ordena la muerte de El Pollo y El Nino, pero las pruebas sólidas tendrían que ser las declaraciones de los autores materiales, que digan que ellos recibieron la orden de Hipólito, pero se desconoce a los autores materiales, por lo que no hay pruebas sólidas", subrayó. Para Mario Mandujano, documentalista y fundador de la casa productora De cuernos al Abismo Films, quien realiza el documental La ley del monte sobre las autodefensas en Michoacán, la captura de Hipólito Mora va más allá: Se convirtió en un personaje representativo de las autodefensas que surgieron en La Runa en febrero de 2013 y al paso del tiempo se volvió alguien “incómodo” para un grupo de delincuentes, liderados por Simón El Americano, que fueron Templarios y luego se hicieron guardias comunitarias, apuntó. Basado en testimonios proporcionados por los habitantes michoacanos, entre ellos el Padre Goyo y su pulso como documentalista, Mandujano concluyó que, en su búsqueda por “recuperar la plaza”, el grupo de Simón El Americano buscó expulsar a Hipólito Mora con el apoyo voluntario o involuntario del gobierno. Para el gobierno en general, abundó, las autodefensas son incómodas y con la detención de Mora se busca “quitarlo del camino”. “Lo que veo es que en el panorama general eran los únicos que estorbaban en el camino, que tienen la capacidad de impedir que el crimen se reacomode en La Ruana (…) “Para el gobierno federal el tema de Hipólito Mora y las autodefensas es un problema incómodo (…) señalarlo como un criminal es la manera más fácil de quitarlo del camino (…) es mucho más fácil lidiar con un cártel que ‘opera desde lo oscurito y no pasa nada’. La gente está diciendo que a todo mundo le llegaron al precio”, abundó. Mandujano reconoció la existencia de dos grupos que se disputan el control de La Ruana --una de las localidades que prefería Servando Gómez, La Tuta, líder de Los Templarios, por las múltiples salidas con que cuenta para escapar--: el de Hipólito Mora y el de Simón El Americano, pero destacó una diferencia. “Hay una gran diferencia de personalidades entre los dos grupos. Unos armados hasta los dientes, armamento nuevo, con camionetas nuevas, grandotas”, refirió sobre el grupo de El Americano. Y cuestionó: “¿Por qué el gobierno desarmó a las guardias comunitarias vinculadas con Hipólito y no las de El Americano, que han sido señaladas como exdelincuentes? “Más que señalar a alguien, si están investigando a Hipólito Mora y le están quitando las armas a su grupo, ¿por qué no están haciendo lo mismo con el otro grupo?”, cuestionó. También eecordó que el exvocero de las autodefensas en La Ruana siempre dejó en manos del gobierno federal la investigación contra delincuentes involucrados en los grupos de autodefensa. “Le pasaron (al gobierno) una lista de gente que señalaron como volteados para que los investigaran, ninguno de estos personajes fue investigado”, lamentó. Y consideró que si se investiga a los dos bandos habrá más información sobre quiénes fueron los asesinos de El Pollo y El Nino. Mandujano refirió que hace unos días entrevistó a un integrante del grupo de El Americano a quien identificó como El Chelo, y que éste le confesó que “tenían que bajar a Hipólito Mora de su liderazgo”, porque su dirigente no estaba de acuerdo en “cómo estaban haciendo las cosas”, ya que buscaban recuperar los ranchos que le habían quitado a los Caballeros Templarios. Incluso dijo que hubo amenazas de muerte contra Mora Chávez. En resumen, dijo, con la captura de Hipólito Mora, la autoridad dejó el paso libre para que El Americano, también conocido como el H3 en La Ruana, recupere la plaza. “La gente está muy espantada, el 24 de febrero (las autodefensas) estaban celebrando su primer aniversario: bailó, cantó, tomó cerveza. Hoy es otra vez un pueblo fantasma. Me da muchísima tristeza que gente que levantó la mirada hoy nuevamente tenga que agacharla”, dijo.

Comentarios