Hallan a un ejecutado en Chilpancingo con narcomensaje en contra de la Policía Federal

domingo, 16 de marzo de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Un hombre ejecutado y con huellas de tortura fue encontrado ayer por la noche con un narcomensaje en contra de la Policía Federal y el gobernador Ángel Aguirre Rivero. El cadáver fue localizado a las 23:30 horas de este sábado sobre el bulevar Vicente Guerrero a la altura de la colonia José López Portillo, al norponiente de esta capital, indican reportes oficiales. La víctima que presentaba impactos de bala y huellas de tortura, habría sido arrojada a la vía desde un puente peatonal y en el lugar, las autoridades ministeriales encontraron el siguiente mensaje escrito en una cartulina: “Ahí les va su basura, putos federales, culos porque solo vinieron a secuestrar y robar con la ayuda del gobernador porque son igual de ratas”, indica el narcomensaje que estaba adherido al cuerpo de la víctima que hasta el momento se encuentra en calidad de desconocido. Autoridades consultadas por Proceso consideran que este crimen y el mensaje es una reacción del grupo delictivo Los Rojos, luego de que ayer por la mañana agentes federales detuvieron a Lizbeth Cantorán Guerrero La Güera Sicaria, integrante de una célula de esta pandilla que opera en el municipio de Chilapa de Álvarez. Hace 15 días, la Policía Federal asumió el control de la Seguridad Pública en Chilpancingo donde el grupo delictivo Los Rojos opera impunemente bajo el manto protector de autoridades locales. Esta banda delincuencial es señalada por empresarios y autoridades federales como la responsable de la ola de asesinatos, secuestros, robos y extorsiones que colapsaron el sector productivo y la estabilidad de la sociedad en Chilpancingo. Incluso, el empresario y dirigente de comerciantes, Pioquinto Damián Huato acusó directamente al alcalde priista de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos y su hermano, el subdelegado de Sedesol federal, Ricardo Moreno, de estar vinculados a Los Rojos. Damián Huato abandonó el país la semana pasada al considerar que las autoridades estatales protegen a los hermanos Moreno Arcos, a quienes responsabilizó del atentado armado en su contra, registrado a finales de enero y del que salió ileso pero fue asesinada su nuera y su hijo resultó herido. La presión de empresarios de Chilpancingo obligó al gobierno federal a intervenir ante el grito de auxilio de la sociedad que estaba a merced de la delincuencia. Por ello, la Policía Federal asumió el control de la Seguridad en esta capital y desató una cacería en contra de operadores de Los Rojos la zona Centro de la entidad. No obstante, comerciantes de esta capital han declarado públicamente que las extorsiones no han cesado. Ahora, los criminales obligan a las víctimas a llevarles el dinero a diferentes casas de seguridad bajo la amenaza de que si no entregan la narco cuota, los van a asesinar, indicaron representantes de cámaras empresariales en la capital. Por ello, las autoridades advirtieron sobre un recrudecimiento de la violencia en la capital guerrerense, bastión del grupo delictivo Los Rojos.

Comentarios