Disfrazan en el PAN sus desacuerdos por leyes secundarias de telecom

miércoles, 26 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras las posturas divergentes ante las iniciativas de ley secundaria en materia de telecomunicaciones presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto, el Partido Acción Nacional (PAN) envió un mensaje de unidad y aseguró que éstas deberán preservar el sentido de la reforma constitucional. Tras aclarar que ella y los coordinadores de diputados, Luis Alberto Villarreal, y senadores, Jorge Luis Preciado, “no estamos enojados”, Cecilia Romero, presidenta del PAN, se negó a explicar las posturas divergentes sobre el tema de telecomunicaciones y la posición unitaria se estableció en un comunicado emitido más tarde. Luego de que Villarreal y Preciado contradijeron a Romero, quien suscribió un pronunciamiento conjunto con el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, para descalificar las iniciativas de ley secundaria de Peña, el PAN emitió un comunicado firmado por Romero y los primeros. “Nuestra única y común convicción es, y ha sido siempre, que las leyes secundarias que se discuten en el Congreso de la Unión preserven el sentido de las reformas constitucionales aprobadas e impulsadas por el PAN el año pasado”, subraya el primer punto del comunicado. “Los legisladores de Acción Nacional, en coordinación con el Comité Ejecutivo Nacional, analizarán con todo cuidado, profundidad y responsabilidad la iniciativa del Ejecutivo en materia de telecomunicaciones, pensando siempre en el bien común de todos los mexicanos”, añade. Y concluye: “Como siempre el único interés que mueve al Partido Acción Nacional es el de los ciudadanos. Esa es nuestra única agenda”. A este comunicado se anexaron dos fotografías: Una de ellas en la que Romero aparece en medio de Villarreal y Preciado, que la toman de los brazos, y la segunda están los tres acompañados de diputados y senadores que los acompañaron al anunciar que presentarán una iniciativa de reforma política. Al respecto, el senador Juan Carlos Romero Hicks afirmó que el objetivo de esta iniciativa que crea la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales es que existan reglas específicas para que las elecciones sean “pulcras, transparentes y eficientes” ya con la organización del Instituto Nacional de Elecciones (INE). Ahora será el INE el que organice los procesos electorales federal y locales, recordó el senador: “Pasa de ser una institución que organiza 333 elecciones (la Presidencia de la República, 32 competencias de Senado y 300 uninominales de la Cámara de Diputados), a cerca de 3,500 procesos electorales en combinación con los organismos locales, que son poco más de 2,450 municipios, 682 diputados locales, 31 gobernadores, el jefe de Gobierno, mas aparte las de representación proporcional.” Aunque el INE preserva las reglas que dieron origen al Instituto Federal Electoral (IFE), que desaparecerá en abril, se le dota de nuevos procedimientos para sus tareas de fiscalización, de organización del servicio profesional electoral nacional, de los requisitos y procedimientos para tratar a los partidos, así como las candidaturas independientes. “Se flexibilizan los mecanismos para que los mexicanos residentes en el extranjero emitan su voto a través de nuevas modalidades que, incluso, ya han sido aplicadas por algunas autoridades locales, como es el caso del voto electrónico. Tenemos el voto de los mexicanos residentes en el exterior”, explicó. Pero, además, detalló, “se ajustan los procedimientos para que el INE y el Tribunal Electoral de cada caso resuelva procedimientos especiales sancionadores”, “se establecen mejores reglas para la organización de debates”, se crea “un nuevo esquema para fiscalizar los recursos de los partidos y los candidatos independientes” y “se establecen reglas para garantizar la igualdad de candidaturas para cada género en el ámbito local y en el ámbito federal”. Según Villarreal, con esta iniciativa se cumple con el compromiso que se asumió el 1 de septiembre del 2012, cuando los actuales legisladores del PAN se comprometieron a “la consolidación de una sola autoridad electoral nacional que regule todos los procesos locales y federales”. También  de implementar el rebase de topes de gastos en campaña como causal de nulidad de elección –“las elecciones se ganan, no se compran”–, la materialización de candidaturas independientes, que le den esa fortaleza a la sociedad y que le quiten esa fuerza y el monopolio a los partidos políticos, así como la implementación eficaz del voto de los mexicanos en el extranjero. Preciado, por su parte, preguntó: “¿Qué perseguimos? Perseguimos exactamente lo que el año pasado planteamos: que la democracia que de alguna forma estamos viviendo ya a nivel federal en la elección de senadores, diputados y Presidente de la República, se traslade a los estados, donde lamentablemente los cacicazgos locales han pervertido el voto ciudadano y éste ha estado sujeto a la compra, a la transacción, al condicionamiento de ciertos programas para que favorezcan a determinado partido”.  

Comentarios