Sufren periodistas mexicanos amenazas generalizadas y censura indirecta

miércoles, 26 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) dio a conocer un informe en el que advierte que la libertad de prensa en México enfrenta “amenazas generalizadas y crecientes de censura indirecta” que incluye el uso gubernamental de incentivos financieros y sanciones a los medios para presionar, castigar reportajes críticos y recompensar coberturas favorables. Bajo el título de “Comprando complacencia: publicidad oficial y censura indirecta en México”, el reporte destaca que mientras que los periodistas mexicanos son frecuentemente el blanco de ataques físicos, la censura indirecta es otro peligro más sutil y muy importante para la libertad de prensa. Elaborado en forma conjunta con el Centro Internacional de Asistencia a los Medios de Comunicación (CIMA), la organización de derechos humanos Fundar Centro de Análisis e Investigación y la oficina en México de Artículo 19, el informe destaca que “aunque menos visible que la terrible violencia contra los periodistas en México, la censura indirecta es muy insidiosa y debe ser reconocida como la seria amenaza que supone para la independencia de los medios y la libertad de prensa, en México y en todo el mundo”. Añade: “A diferencia de los ataques directos a la libertad de prensa, la censura indirecta es mucho más sutil y rara vez genera niveles similares de indignación internacional”. En su informe sobre México, el tercero de una serie de análisis que WAN-IFRA y sus socios (con el apoyo de Open Society Foundations y Open Society Justice Initiative) han realizado para investigar la práctica de la censura indirecta en todo el mundo, se precisa que la práctica de la censura indirecta, o censura gubernamental indirecta, incluye una serie de acciones destinadas a influir en los medios de comunicación, excluyendo cierres, encarcelamientos, censura directa de contenidos específicos, o ataques físicos a los medios de comunicación o periodistas. Según el Comité para la Protección de Periodistas, de 2010 a la fecha, en México han sido asesinados 31 periodistas y trabajadores de medios de comunicación (92% de los cuales son hombres y 8% mujeres), mayoritariamente en ataques perpetrados por el crimen organizado. En México, añade el informe de WAN-IFRA, la asignación de la publicidad oficial es el método más ampliamente aplicado de censura indirecta. Sin reglas claras y precisas, dice, se utiliza como medio de influencia e incluso chantaje a dueños de medios y periodistas. Sostiene, asimismo, que investigaciones detalladas y extensas entrevistas exponen cómo los gobiernos federales y locales utilizan la publicidad oficial para influir líneas editoriales o para impulsar agendas partidistas, así como para financiar selectivamente a medios de comunicación que apoyan a algunos funcionarios y sus políticas. Con nueve recomendaciones, el informe aboga por reglas justas y transparentes para promover el desarrollo de un sector de medios de comunicación independientes. Dichas recomendaciones, apunta, están diseñadas como punto de partida para las reformas más amplias que se necesitan urgentemente con el fin de ayudar a que la prensa mexicana “cumpla su papel esencial en la promoción de la democracia, el pluralismo y la rendición de cuentas”. De acuerdo con la investigadora principal de Fundar, Justine Dupuy, “México no puede llegar a un nivel de rendición de cuentas efectiva o tener éxito en la democratización de su panorama de los medios sin abordar la multimillonaria asignación arbitraria de la publicidad oficial que limita el pluralismo, la libertad de expresión y el acceso a la información”. Para Darío Ramírez, director de la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19, la falta de criterios para la asignación de la publicidad oficial influye fuertemente en la información que los medios de mexicanos proporcionan y distorsiona el debate público. “Esto amenaza la libertad de expresión y se añade silenciosamente, pero con fuerza, al escalofriante efecto de la impunidad de la violencia contra los periodistas”, subraya. No obstante, el informe de WAM-IFRA ofrece algunas señales alentadoras: “Unos pocos estados y algunos medios de comunicación están trabajando para infundir una nueva integridad en la práctica oficial y periodística. Y el presidente y los legisladores de México siguen estando oficialmente comprometidos con una promulgación de cambio”. Censura privatizada El mismo día, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Naturaleza (UNESCO) dio a conocer su reporte Tendencias Mundiales de la Libertad de Expresión y del Desarrollo Mediático, en el que recuerda que la publicidad pública “siempre tiene consecuencias sobre la independencia de la cobertura informativa”. La UNESCO anticipa la amenaza a la libertad de expresión en Internet que representan las leyes de seguridad cibernética: mediante tecnologías avanzadas las agencias de inteligencia logran acceder a los documentos, correos electrónicos y grabaciones telefónicas de los periodistas, así como rastrear a sus fuentes. “Un número creciente de países empezó a bloquear o regular el acceso y el contenido de Internet a través de medidas como el bloqueo, el filtraje de contenidos críticos del gobierno o la detención de usuarios que subieron información indeseable”, asevera el reporte. Así, las propias compañías de Internet anticipan las restricciones a la libertad de expresión de los gobiernos y ejercen una “censura preventiva” que consiste en llevar a cabo su propio monitoreo y filtraje para evitar las posibles repercusiones negativas en términos de negocio. La UNESCO apunta que de este modo la censura en Internet tiende a “privatizarse” a nivel mundial, debido a la importancia creciente de las compañías de tecnologías en el ecosistema mediático a través de sus navegadores, motores de búsqueda o sistemas operativos por ejemplo. La dependencia de las Naciones Unidas advierte sobre una de las luchas por venir en la arquitectura de la información: la subordinación de los medios a Google. “Anteriormente los medios podían disponer de sus propias impresoras. Hoy pueden crear su sitio de Internet, pero no pueden comprar las empresas intermediarias como Google”, afirma la UNESCO. Los algoritmos que utilizan los motores de búsqueda –y en particular Google— “impactan sobre el pluralismo en línea”         y “juegan un papel crítico en determinar el flujo de ideas e informaciones” que circulan en Internet. Sin embargo la dependencia de las Naciones Unidas reconoce que la sociedad civil, a través de los blogs o de las redes sociales, fundaron normas de libertad de publicación en línea y un “paisaje de información diversa” en Internet. Las redes sociales “no disminuyeron la función de los periodistas… pero la complementaron con los medios ciudadanos”, afirma la dependencia al reconocer que “el periodismo ciudadano no remunerado, así como los contenidos generados por los usuarios se integraron al proceso creativo de la información”. Del mismo modo asevera que las organizaciones no gubernamentales llevan a cabo un papel esencial en el ecosistema mediático al monitorear la independencia de los periodistas y las coberturas mediáticas, así como en la defensa de la libertad de la prensa. Los gobiernos utilizan las leyes de seguridad nacional, anti-terroristas o anti-extremistas para limitar los debates públicos y callar los puntos de vista disidentes, dice la dependencia. El reporte señala que la UNESCO reconoció 430 asesinatos de periodistas en el mundo entre 2007 y 2012, la mayoría de ellos provenientes de la prensa escrita. “Existen indicios según los que reportear hechos de violencia precipita violencia contra los periodistas”, observa. Según sus datos, la UNESCO estima que sólo un 10% de los asesinatos a periodistas se elucidaron durante este periodo. En 2012 las autoridades de los diferentes gobiernos detuvieron a 232 periodistas, mientras que 51 de ellos señalaron haber sido secuestrados en 2010.

Comentarios