Profepa rescata 54 especies en peligro de extinción de parque abandonado

viernes, 28 de marzo de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Luego de que los administradores abandonaron desde 2013 la Unidad de Manejo para la Conservación de la vida silvestre (UMA) “El Jardín”, ubicado en el parque Ecoturístico Amikuu, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 54 ejemplares, la mayoría de los cuales estaban enjaulados y sin comida. Incluso un jaguar ya se había comida media cola por el estrés. No obstante, la Secretaría de Turismo de la entidad continúa promoviendo el Parque Amikuu –localizado en el municipio de Osumacinta– como un centro de diversión y recreación en la orilla del Río Grijalva, donde los visitantes pueden disfrutar de una “pequeña selva cercada por las altas paredes” del Cañón del Sumidero, con senderos que permiten “conocer la flora y la fauna nativas”. En las primeras semanas, los animales abandonados fueron alimentados por los administradores del centro ecoturístico propiedad del Grupo Xcaret, en asociación con empresarios chiapanecos del “Fondo Chiapas”, entre ellos el acaudalado empresario Rómulo Farrera Escudero. Sin embargo, en los últimos meses los animales sólo recibían una comida por semana, según reportes de ciudadanos en las redes sociales, que llevaron la denuncia de manera formal ante la Profepa y el Zoológico Miguel Álvarez del Toro (ZOOMAT). En atención a los diversos reportes, personal de la dependencia federal en el estado acudió al parque Amikuu y verificó las condiciones físicas y cuidados de los ejemplares, por lo que determinó la retención precautoria de seis guacamayas (ara macao), un hocofaisan (crax rubra), una chachalaca (ortalis vetula), un loro frentiblanco (amazona albifrons) y siete boas adultos (boa constrictor). También rescató a cinco boas crías (boa constrictor), una bejuquilla verde (Oxybelis fulgidus), una víbora de cascabel (crotalus durissus), dos cantil (agkistrodon bilineatus), una chichicua (spilotes pullatus), un falso coral (lampropeltis triangulum), 14 cocodrilos (crocodylus acutus) y tres tortugas mejilla roja (trachemys scripta elegans). En la lista se incluyó a una tortuga negra (pseudemys grayi), dos tortugas casquito (kinosternon sp), tres jaguares (panthera onca), un ocelote (leopardus wiedii), dos monos araña (ateles geoffroyi) y un venado cola blanca (odocoileus virginianus). De acuerdo con la Profepa, el pasado viernes 21 los administradores de “El Jardín” o Parque Amikuu solicitaron de manera oficial a esa instancia su intervención para buscar alternativas y reubicar a los ejemplares de vida silvestre en otras UMA. Los reptiles (18 serpientes, 14 cocodrilos y seis tortugas) fueron trasladados para su atención y recuperación a la UMA “El Boquerón”, ubicada en el municipio de Osumacinta, Chiapas. “Los felinos, primates y aves quedaron en depositaría de los responsables de la UMA ‘El Jardín’, a quienes se les hizo ver la obligación de proporcionar a los ejemplares la condiciones necesarias para mantenerlos en buen estado tanto físico y de salud, situación que prevalecerá en lo que se encuentran UMA interesadas en la recepción y cuidado de estos ejemplares”, dijo la Profepa. La dependencia federal señaló que en la UMA “El Jardín” existe un ejemplar de jaguar hembra que de acuerdo con los datos de registro tiene aproximadamente 19 años y un debilitamiento natural por lo avanzado de la edad en esa especie. Ese animal, apuntó, es el que más ha resentido la disminución de la ración en su dieta, además de que también presenta heridas ocasionada por las peleas por la comida con otro ejemplar hembra con la que comparte el espacio. De las 16 especies aseguradas, ocho se encuentran enlistadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en alguno de los estatus de riesgo. La Profepa advirtió que se iniciará el procedimiento administrativo para sancionar las irregularidades en el manejo y trato a los ejemplares de fauna silvestre que se encuentran en la UMA “El Jardín”. Entre los presuntos responsables de dicho parque se encuentran, además del acaudalado empresario chiapaneco Rómulo Farrera, las empresas Comercializadora Farmacéutica de Chiapas (Farmacias del Ahorro, propiedad de Antonio Leonardo), InverGrijalva, Turística Paraíso y Dinámica de Desarrollo Inmobiliario. También están Banorte y Grupo Maseca (el banco y Gruma, propiedad del extinto Roberto González Barrera), Grupo Modelo (Cervecería, propiedad de Anheuser-Busch InBev), Grupo Mexicano de Desarrollo (de Jorge Ballesteros Franco), Grupo Minsa (de Raymundo, Armando, Alfonso y Guillermo Gómez Flores), Grupo Turístico “Escorpión” (propietario de los Hoteles Ritz Carlton Cancún, Holiday Inn Express, La Joya de Mismaloya en Puerto Vallarta, así como diversos desarrollos turísticos en México y Costa Rica), HSBC, Banco Santander y Corporación Financiera Internacional. Pese a los aseguramientos por parte de la Profepa y las denuncias que se hicieron en las redes sociales por el abandono del parque, en su página en Internet la Secretaría de Turismo del gobierno de Chiapas aún promociona el Parque Amikuu. La dependencia estatal refiere que las instalaciones están ubicadas en el corazón del Cañón del Sumidero. “El parque es una pequeña selva cercada por las altas paredes del cañón; sus senderos permiten conocer la flora y la fauna nativas, además de practicar actividades de aventura y de tener magníficos senderos para recorrer con bicicleta de montaña. También se puede nadar en la alberca, practicar el senderismo y observar la flora y fauna. Cuenta con el servicio de vestidores, sanitarios, restaurante, tienda de artesanías, auditorio al aire libre y palapas o techos de palma familiares”, subraya. Sobre la fauna del lugar, señala que “como decreto de parque nacional, su objetivo es proteger a las especies que siendo endémicas o residen de forma definitiva o temporal en el lugar, puedan presentar peligro de extinción, algunas de las cuales son: el cocodrilo de río, el ocofaisan, la garza blanca, los cormoranes, mono araña, pelicano blanco y café, venado cola blanca y jabalí, entre otros, como los peces en el río”.

Comentarios