Emprende gobierno de Peña 'operación rescate' contra el crimen en Edomex

lunes, 31 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Enrique Peña Nieto entró al rescate del Estado de México, cuya población de más de 16 millones padece una escalada de inseguridad y violencia que el gobernador priista Eruviel Ávila había minimizado. El anuncio lo hizo esta tarde el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien dio a conocer la implementación de un operativo conjunto de fuerzas federales y estatales, sobre todo en los municipios colindantes con el Distrito Federal, cuya coordinación quedará a cargo de Damián Canales, un hombre de su total confianza y que desde hoy se hará cargo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana estatal. Osorio informó que fue Ávila quien solicitó el auxilio del gobierno de Peña, su antecesor en el cargo, y que fue el sábado 28, en una reunión con el gabinete de Seguridad Nacional, en la que se analizaron las condiciones el Estado de México, donde viven millones de habitantes, de diversidad en sus regiones, con diferentes zonas metropolitanas con el Distrito Federal y otras entidades. “En estas circunstancias que tiene el Estado de México veíamos también que se había venido teniendo mayores dificultades en el tema de seguridad. Por eso es que, y a petición del gobernador Eruviel Ávila, y en el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de apoyar, respaldar y coordinarnos con las entidades federativas, es que se ha diseñado un plan estratégico, de respaldo y de apoyo absoluto, total, a la entidad para proteger, para devolver la tranquilidad y la seguridad a todos sus habitantes”. El plan del gobierno de Peña, implementado a petición de Ávila, consiste en duplicar el número de elementos de la Policía Federal y ampliar el número de integrantes de la Procuraduría General de la República (PGR) y las Fuerzas Armadas, pero además se buscará maximizar la eficacia policial mediante el uso de inteligencia, así como aumentar la capacidad de vigilancia y monitoreo. Osorio añadió que se pondrán en operación grupos especiales para combatir el secuestro y la extorsión, que aumentará el despliegue policial en las carreteras y municipios más afectados por robos y asaltos, y que se realizarán operaciones contra giros negros. Por su parte, Eruviel Ávila informó de cinco acciones para coadyuvar al mejoramiento de la seguridad en la entidad: Depuración de las policías locales con la baja de 4 mil elementos no aptos, y reestructura de la operatividad mediante la colocación de 6 mil cámaras de videovigilancia. Además se instaurará un nuevo modelo de policía estatal, con la formación de 2 mil policías de élite; se hará una campaña de prevención y denuncia de delitos de alto impacto, y se fortalecerá el tejido social mediante la puesta de marcha de 73 programas sociales y la inversión de 5 mil 400 millones de pesos. Con rostro serio, Ávila expresó: “Si todos asumimos la parte que nos corresponde, y todo asumimos la competencia que tenemos por ley, estoy cierto que juntos, unidos como lo venimos haciendo, habremos de combatir a los verdaderos enemigos de la sociedad que es la delincuencia. Reitero mi disposición de seguir trabajando en equipo para sobreponernos contra la delincuencia”.