... Y 31 senadores solicitan intervención de Hollande en litigio de connacional

jueves, 10 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Fue una visita rápida al Senado y con discursos diplomáticos para el presidente francés Francois Hollande. Sin embargo, a su ingreso al salón de sesiones la legisladora panista Mariana Gómez del Campo entregó al mandatario galo un documento firmado por 31 senadores, donde le piden interceder en el caso de Maude Versini, la exesposa de Arturo Montiel, el tío del presidente Enrique Peña Nieto, madre que reclama ver a sus tres hijos retenidos desde hace 847 días. El documento señala que “es injustificable que por influencias políticas una madre sea privada de su derecho de amar y abrazar a sus pequeños”. No obstante, y sin el mal sabor de boca de hace cinco años, cuando su antecesor Nicolas Sarkozy acudió el 9 de marzo de 2009 a la tribuna de la Cámara alta mexicana, en el viejo palacio de Xicoténcatl, e incomodó a los legisladores al señalar, sin nombrarla, que estaría al frente del caso de Florence Cassez, ahora Hollande dirigió un discurso formal, sin perturbar al gobierno mexicano, y confirmando la “nueva etapa” que viven ambos estados, tras la amarga experiencia del caso Cassez. “Esta visita de Estado no es un momento sino una etapa nueva en la amistad entre Francia y México”, afirmó Hollande. “Queremos que los países sean más justos y más fuertes”, reiteró en la tribuna del Senado, donde también exhortó a incrementar la cooperación no sólo en las áreas de comercio o economía. Pese a los discursos, la sombra del caso Versini-Montiel se había ventilado la víspera, no por Hollande sino por su exesposa Valérie Trierweller, quien desde un día antes pidió, a través de su cuenta de Twitter, que el ministerio del Exterior francés actuara en este caso. “Apoyo a @MaudeVersini quien no ha visto a sus tres hijos en 847 días retenidos por su padre en México. Ayudémosla @francediplo tiene que actuar”, escribió la exprimera dama francesa en su cuenta @Valtrier. En sus breves discursos de bienvenida, la senadora panista Gabriela Cuevas y el priista Oscar Román Rosas optaron por mencionar al general Charles de Gaulle. Hoy se conmemoraron los 50 años de su visita a México. La ceremonia fue breve, sin aspavientos. Muchos funcionarios temían que la estancia del presidente francés coincidiera con la movilización de los jóvenes en contra de la censura en Internet en la ley de telecomunicaciones, enviada por Peña Nieto. Más tarde, en una reunión privada con la comunidad francesa afincada en México, el presidente Hollande hizo breve referencia al caso de Maude Versini. El mandatario francés afirmó que “Francia no abandona a nadie”, “a ningún connacional”.

Comentarios