Acuerdos entre Hollande y Peña buscan reconstruir relación diplomática

jueves, 10 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente francés, François Hollande, no sólo vino a México para mejorar la relación entre ambos países después del caso Florence Cassez, sino que aprovechó su visita oficial para firmar 42 acuerdos, convenios y cartas de intenciones con el presidente Enrique Peña Nieto e incrementar sus lazos comerciales. Si bien el comercio entre México y Francia alcanzó aproximadamente 70 mil 200 millones de pesos en 2013 (poco menos de 4 mil millones de euros), el presidente galo anunció que esta cifra deberá duplicarse en 2017. “Pedí a las empresas francesas reforzar su presencia en México, ustedes deben recibirles como socios”, pronunció Hollande durante su visita al Senado, a donde acudió este jueves por la tarde. En materia energética, el primer mandatario francés recordó que las dos plantas nucleares en México –de tecnología estadunidense— tienen muchos años, por lo que propuso que Francia colabore en la renovación del parque nuclear mexicano. Para ello, el secretario de Energía, Joaquín Codwell, firmó un acuerdo con el canciller francés, Laurent Fabius. François Hollande también anunció acuerdos en materia de energía limpia y de producción petrolera. Al terminar los discursos de ambos presidentes, el director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya Austin, firmó convenios de cooperación con la empresa productora de gas GDF Suez, así como con la petrolera Total. Christophe De Margerie, director de Total, explicó a Apro que el acuerdo tiene cinco ejes principales: exploración y producción, refinería y química, desarrollo sostenible, formación universitaria y seguridad industrial. -¿Total implantará refinerías o plataformas de producción petrolera en México?, preguntó el reportero. -Esperamos primero que la nueva ley se ponga en marcha, contestó De Margerie. En el ámbito aeronáutico, Hollande informó que a través de un acuerdo firmaron por él y Peña Nieto, Francia desarrollará “una industria de aviones no tripulados” en Chihuahua, además se implementará un fondo de inversión para facilitar la instalación de empresas francesas en Querétaro, donde ya operan compañías francesas y europeas como Airbus, Airbus Helicopter o Safrán. Gendarmería Nacional con sello francés En su visita oficial a México, el presidente de Francia firmó también una carta de intención para que su país asesore y participe en la formación de la nueva Gendarmería Nacional que promovió Peña Nieto durante su campaña electoral, y cuyo modelo se inspira de la Gendarmería Nacional Francesa. En el ámbito de seguridad pública, Hollande expresó su intención de “que la vigilancia electrónica para prevenir un cierto número de delitos o de crímenes se convirtiera en un tema común”. Cabe recordar que la empresa de seguridad Thales y la telefónica Telmex llevan a cabo el programa “Ciudad Segura” en el Distrito Federal desde el año 2009. Este programa consiste en el despliegue de cámaras de vigilancia y censores en distintos puntos de la capital para mejorar la seguridad en las calles. Asimismo, los mandatarios anunciaron que Francia colaborará con México en la lucha contra el narcotráfico mediante ejercicios y operaciones marítimas conjuntas. Este anunció sucede después de que, en noviembre pasado, las secretarias de Defensa de ambos países pactaron la cooperación militar. Otro acuerdo firmado hoy entre ambos gobiernos se enfoca en la infraestructura de transportes terrestres y aéreos. Otra vez, la tecnología será francesa: “México es un país grande y Francia es un país de transportes. Nos complementamos”, declaró Hollande. Fuentes diplomáticas informaron que la empresa de transportes en común de París se ofrecerá como candidata en la licitación del proyecto de tren interurbano que comunicará el DF con Toluca. Los acuerdos alcanzaron hasta al sector salud: el presidente galo anunció que la empresa farmaceútica Sanofis venderá vacunas contra el dengue a la Secretaría de Salud. Durante su intervención en el Senado, François Hollande hizo un llamado para actualizar el acuerdo de cooperación económica que México tiene con la Unión Europea desde hace 17 años, con el fin que “industriales y empresarios puedan actuar en los lugares donde sea necesario”. Asimismo, el presidente galo felicitó al gobierno actual y al Senado por las reformas constitucionales que implementan en el país. “Las reformas están en la punta de la apertura de su gran país. Hacen honor a lo que es la política”, abundó Hollande. Y añadió: “en Francia también llevamos a cabo reformas dolorosas pero necesarias para alcanzar la competitividad”. Símbolos de la “nueva página” en las relaciones entre ambos países, Hollande condecoró hoy a Peña Nieto con la Gran Cruz de la Orden Nacional de la Legión de Honor y lo invitó formalmente a asistir al desfile militar del 14 de julio de 2015, día de fiesta nacional en Francia. Por su parte, Peña Nieto lo condecoró con la Orden Mexicana del Águila Azteca. Ambos países fortalecerán sus lazos académicos mediante la implantación de una antena de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la Universidad de La Sorbona, en Paris. Asimismo, el gobierno galo otorgará más becas a mexicanos que deseen estudiar en universidades francesas, con el fin de aumentar el número de académicos mexicanos en intercambio con Francia; actualmente se eleva a tres mil becarios cada año. También se acordó incentivar la cooperación científica entre Francia y México, a través de un acuerdo firmado entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con el Centro Nacional de Investigación Científica francés; así como entre el Instituto Mexicano de Seguridad Social y los Hospitales de París. Hollande y Peña Nieto crearon un nuevo grupo conjunto de alto nivel en materia turística con el fin de incrementar los flujos de visitantes entre ambos países. Los cancilleres José Antonio Meade Kuribeña y Laurent Fabius firmaron el acuerdo que establece las bases para dicho grupo. En 2016 se llevará a cabo en Francia una exposición sobre el periodo comprendido de 1860 hasta nuestros días en México. La cultura “sigue siendo un símbolo de la relación entre Francia y México”, comentó Hollande, al recordar que en 2011 “la relación cultural su suspendió”. La razón: la polémica por el caso Florence Cassez. Francesas “ausentes” Aunque ninguno de los presidentes pronunció el nombre de la francesa presa acusada de participar en una banda de secuestradores, su presencia se sintió durante los actos protocolarios. “En fechas anteriores al 2013, los intercambios no fueron muy buenos y todos sabemos por qué”, subrayó Hollande al analizar las cifras del comercio bilateral. Constantemente se refirió a la visita del expresidente Charles de Gaulle a México hace 50 años –en mayo de 1964--, en la que pronunció su famoso “avancemos mano en mano”. Pero ocultó la última visita de un presidente francés a México, la que realizó Nicolas Sarkozy en marzo de 2009, que desencadenó fracturas en las relaciones diplomáticas entre ambos países con el transfondo del caso Cassez. “Suelen existir nubes en las relaciones franco-mexicanas, pero debemos actuar para que el cielo quede limpio”, sentenció Hollande. Si bien las autoridades diplomáticas de Francia como de México insisten desde hace dos años en que el caso de Maude Versini, exesposa del gobernador mexiquense Arturo Montiel, pertenece al ámbito privado, el tema tomó un tono político en Francia. Valerie Trierweiler –primera dama de Francia hasta el 25 de enero, fecha en la que descubrió que François Hollande la engañaba con una actriz--, publicó en su cuenta de Twitter el pasado 9 de abril: “Apoyo a Maude Versini, que no ha visto a sus hijos desde hace 847 días, retenidos por su padre en México. Ayudémosla. @francediplo debe actuar”. A raíz de esta publicación, Versini fue recibida en entrevista en Europe 1, una cadena de radio francesa. Durante la entrevista, la francesa declaró “(Trierweiler) era muy sensible a este tema. Cuando todavía era primera dama, me aseveró que trataría de viajar con François Hollande a México para que mi caso avanzara”. Y añadió: “Tengo esperanza de que el viaje de Hollande sea la solución para mí, que me traiga a mis hijos”. Según la prensa francesa, después de la publicación del “twit” sopló un viento de pánico entre los diplomáticos franceses, quienes esperaban de este viaje un estrechamiento en la relación franco-mexicana. Pero durante un encuentro con la comunidad francesa de la capital en el Club France, el presidente Hollande aseveró a sus connacionales: “Francia no abandona a nadie”.

Comentarios