Evya, de los hermanos Camargo Salinas, detrás de nuevo fraude a Banamex

lunes, 14 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A menos de dos meses de darse a conocer el desfalco por 400 millones de dólares en Banamex, en el que se vio involucrada la empresa Oceanografía, Citigroup descubrió un segundo fraude en su filial mexicana por un monto de 30 millones de dólares. En una conferencia telefónica, el director financiero del conglomerado bancario, John Gerspach, explicó que el fraude está ligado a transacciones con empresas relacionadas con Petróleos Mexicanos (Pemex), pero se negó a dar el nombre debido a que está en curso una investigación. Sin embargo, esta noche Pemex reveló que la empresa que defraudó a Banamex y su proveedora es Representaciones y Distribuciones Evya, S.A., propiedad de los hermanos Luis, Roberto y Francisco Camargo Salinas. De acuerdo con su página de Internet, Evya se estableció desde 1991 en Ciudad del Carmen, Campeche, y se dedica  a proporcionar servicios de diseño, ingeniería y construcción de obras, civil, mecánica, eléctrica, de instrumentación y mantenimiento a instalaciones y equipos petroleros en tierra y costa afuera. “Contamos con un patio de construcción de 14 hectáreas, 300 metros de frente de agua y siete metros de calado, ubicado en la margen izquierda de la dársena del muelle comercial de Dos Bocas, a seis km de la ciudad de Paraíso, Tabasco, lo que permite un fácil acceso a las instalaciones que explotan los yacimientos de hidrocarburos de Pemex, en la Sonda de Campeche”. También señala que durante más de 20 años de trabajo ha realizado diferentes obras, servicios, mantenimientos y rehabilitación de instalaciones en tierra y costa afuera, principalmente a Pemex Exploración y Producción (PEP). En noviembre pasado, Apro destacó que la Contraloría Interna de Pemex investigaba “la corrupción panista” en la paraestatal, según denunció Luis García, secretario general del PRD en Campeche. La corresponsal Rosa Santana resaltó que García documentó una serie de contratos por más de 7 mil millones de pesos con los que Mario Alberto Ávila Lizárraga, entonces subdirector de Mantenimiento y Logística en Servicios Marinos de PEP, favoreció a Evya SA, propiedad de los hermanos Luis, Roberto y Francisco Camargo Salinas. Y enlistó los contratos, todos de 2011: Con fecha del 23 de noviembre, el contrato 428231840 por un monto de 252 millones 885 mil 776.64 pesos; 12 de abril, el 428231802 por 434 millones 726 mil 314.89 pesos; 15 de septiembre, el número 428221919 por 97 millones 380 mil 963, y 10 de junio, el 420901806 por 143 millones 58 mil 726.81. Además, con fecha de 22 de junio del mismo año, el contrato 428031805 por 276 millones 655 mil 56.24 pesos; 18 de noviembre, el 428031813 por 396 millones 383 mil 751.05 pesos; el 26 de octubre, el 428031811 por 75 millones 940 mil 791.06, y 16 de diciembre, el 425021901 por 63 millones 500 mil pesos. Asimismo, el 23 de diciembre de 2011, el contrato 428231842 por 42 millones de pesos; el 16 de marzo de 2012, el 428231801 por 16 millones 876 mil 101.43 y, el 27 de septiembre, el 428221919 por 42 millones 151 mil 700.16 pesos. Aparte, el 18575106-540-12 por 450 millones 703 mil 409.90 pesos; el 18575108-515-12 por 152 millones 351 mil 233.43; el 428232821 por 169 millones 983 mil 878.87, y el 18575106-515-12 por 103 millones 154 mil 780.21 pesos, todos del año anterior. “Esa empresa ha sido beneficiada, junto con Oceanografía, de Amado Yáñez; Cotemar, de Mario Dávila y Cristina Lobo Morales, por funcionarios corruptos que les cobran el diezmo a cambio de licitaciones adjudicadas y ‘ganadas’”, acusó entonces Luis García. “Federico Jacobo Gordillo, gerente de Administración del Mantenimiento, de Pemex, avisa y concreta las negociaciones con Evya SA junto con su hermano Mario Jacobo que, a su vez, es apoderado de esa empresa y lleva a cabo los enlaces con su hermano Federico para adjudicarse los contratos”, denunció. El líder perredista resaltó que Javier Camargo Salinas, veracruzano avecindado en Ciudad del Carmen, fue consejero estatal del PAN. Esta mañana, John Gerspach, director financiero de Citigroup-Banamex, aseguró que el subcontratista en cuestión “comenzó a devolver los fondos y esperamos recibir la totalidad del dinero”. Añadió: “Los problemas que hemos encontrados hasta ahora involucran a un programa y a dos proveedores. Obviamente hay problemas en cómo estaba siendo ejecutado ese programa”. El 28 de febrero el grupo bancario Citigroup denunció que revisó a la baja sus resultados de 2013 en 235 millones de dólares netos tras descubrir un fraude en su subsidiaria mexicana, Banamex. Al hacer público el balance sobre ingresos durante el último trimestre de 2013, el gigantesco conglomerado bancario aseguró que el fraude cometido en México entre Banamex y Oceanografía, propiedad del empresario Amado Yáñez Osuna, afectó notablemente sus ganancias. “Con base en las revisiones hechas por Citigroup, que incluyen documentación entregada por Pemex, estimamos que se puede sustentar la validez de un adeudo de aproximadamente 185 millones de dólares, del portafolio de cuentas por 585 millones de dólares, que debía Pemex a Banamex hasta el 31 de diciembre de 2013”, destacó el reporte emitido por Citigroup. De acuerdo con ese conglomerado bancario con sede en Nueva York, su subsidiaria en México, Banco Nacional de México (Banamex), hizo un préstamo de corto plazo a Oceanografía por 585 millones de dólares, sin registrar que la empresa proveedora de servicios había sido suspendida por Pemex debido al incumplimiento del pago de 10% de fianza en contratos. El fraude que involucra a Oceanografía, empresa en la que presuntamente están involucrados los hijos de Marta Sahagún de Fox, provocó que las ganancias netas de Citigroup cayeran de 13.9 mil millones de dólares, a 13.7 mil millones de dólares en 2013. El estimado de pérdidas que hizo Citigroup sostiene que del crédito que dio Banamex a Oceanografía –investigada por la PGR por presunto lavado de dinero– se perdieron 360 millones de dólares antes del pago de impuestos, que son 235 millones de dólares, después del cumplimiento de las obligaciones tributarias.