Convocan a primera caminata 'por una infancia sin violencia'

martes, 22 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Este viernes 25, y con el objetivo de visibilizar y “desnaturalizar” la violencia sufrida por menores de edad, niños de 64 ciudades de 14 entidades del país participarán en la Primera Caminata por una Infancia sin Violencia, auspiciada por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), así como por las redes Mexicana de Ciudades Amigas de la Niñez (RCAM) y por los Derechos de la Infancia en México. (Redim). En rueda de prensa para anunciar el proyecto que forma parte del programa #ENDViolence impulsado por UNICEF, Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Redim, resaltó que pese a que no existe una base de datos que dé cuenta con claridad del problema de la violencia contra niños, niñas y adolescentes en México, existen indicadores que ha recopilado su organización a través de informes anuales de la Infancia Cuenta, que reflejan un incremento de víctimas adolescentes en zonas de conflicto por el narcotráfico. Según datos de la Redim, dijo Pérez García, “las tasas de homicidio entre adolescentes de Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas son similares a los de países con alta incidencia de violencia en Centroamérica, en especial Honduras”. Al insistir en que la falta de información del impacto de la violencia en los niños es un obstáculo para corregir el problema, Pérez García destacó que la realidad cotidiana de millones de infantes en el país es la aceptación de la violencia contra ellos. En ese contexto recordó que la Encuesta Nacional sobre Discriminación reflejó que mientras 60% de los entrevistados acepta que los niños tienen derechos, el 40% restante considera lo contrario, o que sólo tienen los derechos que sus padres les permiten. El activista destacó que el mayor tipo de violencia la sufren los niños en las áreas que deberían ser de protección, tan es así que el Estudio Mundial de la Violencia realizado por la ONU señala que 80% de los abusos sexuales se cometieron en casa. En el caso mexicano, apuntó, “en la última consulta infantil que llevó a cabo el IFE en las pasadas elecciones, resultó que 25% de los niños, niñas y adolescentes aceptaron haber sufrido algún tipo de agresión en la escuela, mientras que otro 25% reportó abuso sexual”. “Aunque no hay datos concretos, lo cierto es que hay indicadores de que el mayor grado de agresión contra los niños, niñas y adolescentes son las zonas que deben ser de cuidado, como la casa, la escuela, las iglesias, los albergues, etcétera, pero también registramos en algunas entidades la imitación de la violencia del entorno, como ocurre en estados del norte”, apuntó el director ejecutivo de la Redim. Al señalar que ante el temor de la violencia, siete de cada 10 padres de familia prohíbe a sus hijos salir a la calle, de acuerdo con datos del INEGI, Pérez García destacó que “la violencia no siempre se hace visible ni se denuncia, hay un vacío sobre el maltrato infantil, pues los Sistemas DIF han dejado de reportar maltrato, lo último que conocemos son datos de 2011, en el que se recibieron 40 mil denuncias; por supuesto que debe haber subregistros, pero de ese total menos de 13% se dio vista ante el Ministerio Público”. Juan Martín Pérez denunció que no existe una “estrategia de prevención de la violencia en la infancia, a pesar de que en enero de 2012 el Poder Legislativo pidió a la Secretaría de Gobernación crear un Sistema Nacional de Garantías para la Infancia, y atender la violencia”. Tan grave es la situación que incluso no se tiene el seguimiento sobre los menores deportados de Estados Unidos, luego de que “cada año se deporta a 12 mil niños, niñas y adolescentes, según datos del Instituto Nacional de Migración, pero no hay datos sobre si fueron atendidos, si están en la escuela o qué fue de ellos”. Javier Álvarez, representante adjunto de UNICEF, abonó en cifras sobre la grave situación de la infancia en el mundo: De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), al menos “150 millones de niñas y 73 millones de niños han sido víctimas de violencia y explotación sexual, siendo este problema más grave en zonas de conflicto armado, como Siria, Afganistán o Pakistán”. Y para el caso de México, “según un estudio de la Secretaría de Educación Pública sobre violencia en escuelas, 60% de los niños manifestó haber sufrido alguna forma de maltrato en su vida”. Ante la gravedad del tema, el representante de UNICEF aseguró que la importancia de la Primera Caminata por una Infancia sin Violencia es la urgencia de “quitarle el tabú al tema de la violencia, hay que decir no a la violencia pero hay que visibilizarla y combatirla”. Después de señalar que “hay muchos tipos de violencia, la intrafamiliar, en instituciones o albergues y escuelas, por el tema del narcotráfico, pero lo fundamental es que la violencia que sufren las niñas y niños y adolescentes se tiene que desnaturalizar, pues no es normal el castigo corporal como forma de educación”. También resaltó que el estudio de ONU sobre la violencia, realizado hace más de diez años, apuntó a tres recomendaciones que siguen vigentes, que son la creación de un sistema de información desagregada “para saber cómo afecta la violencia a niños y adolescentes”; realizar reformas legales “para prevenir la violencia más que para responder a ella”, y la creación de un Sistema Integral de Protección. La presidenta de la RCAM, Gabriela Castañeda, quien es también presidenta del DIF en Pachuca, Hidalgo, informó que las entidades donde se realizarán las caminatas el próximo viernes son Estado de México, Durango, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz, Yucatán y Distrito Federal.  

Comentarios