Caen dos funcionarios municipales que reclutaban, prostituían y vendían a menores

viernes, 25 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado de Tabasco desmanteló una red de trata de personas con fines de explotación sexual comercial que era encabezada por al menos dos servidores públicos del municipio de Balancán, en colusión con el padre de una menor víctima de la organización. Según la averiguación previa número 190/2014, el líder de la banda era Alberto Jiménez González, El Tico, quien labora en el DIF municipal en el área de limpieza. Dicho sujeto ya fue detenido, junto con Lenín Bonfil Loria, de 63 años de edad, un médico a cargo de la coordinación de Reglamentos Municipal, y Raúl Baños Avendaño, padre de una de las menores vendidas a los funcionarios municipales. Este último incluso está acusado de violación y venta de su propia hija. La aprehensión de Baños Avendaño se logró gracias a la denuncia de la madre de la menor, a quien, dijo, la venían pervirtiendo desde que tenía 13 años de edad. El Tico y Bonfil Loria se dedicaban a reclutar y prostituir a las menores y luego las vendían a otros funcionarios públicos del ayuntamiento de Balancán. La PGJ los acusa de los presuntos delitos de violación, corrupción de menores, lenocinio, atentado al pudor y pederastia.