Concuño del extesorero de Coahuila se convierte en testigo protegido en EU

viernes, 25 de abril de 2014
México, D.F., (apro).- Lorenzo Schuessler, implicado en el presunto fraude por 32 mil millones de pesos al estado de Coahuila, se convirtió en testigo protegido de Estados Unidos en la investigación por lavado de dinero y narcotráfico que se sigue contra su concuño Javier Villarreal, exsecretario de Finanzas del estado. De acuerdo con información difundida por el diario Vanguardia, que obtuvo la versión estenográfica del litigio que se realiza en la 45 Corte de Distrito del Condado texano de Bexar contra Villarreal, Schuessler es testigo desde septiembre de 2013, cuando decidió entregarse en la frontera a las autoridades estadunidenses. El documento señala que la fiscal Dawn McGraw convirtió a Schuessler en testigo federal protegido del caso 2012-CI-0379, que lleva la juez Bárbara Neller Moe, por la investigación de una cuenta bancaria por 6 millones 503 mil dólares a nombre de Javier Villarreal. Según el texto, McGraw, abogada asistente del fiscal de Distrito, estableció los términos de la negociación. “Hemos elaborado un acuerdo de inmunidad con él (Schuessler) y se ha mostrado cooperativo y ha comenzado a dar a conocer detalles”. Añade: “Tomó muchos meses lograr esto… hemos continuado nuestras investigaciones con el señor Schuessler y estoy satisfecha en la materia, conozco las bases del caso y ahora tengo la confirmación del testigo presencial que conoce los hechos…”. En febrero de 2012 las autoridades de Texas decomisaron cuentas bancarias de las empresas Limited Liability Companies (LLC), de origen panameño, Alpes Group y Aereo Group, en las que Lorenzo Schuessler fungía como inversionista y presidente. También se investigó a la compañía Toyland, donde se involucra a María Teresita Botello, esposa de Javier Villarreal, como gerente, y al mismo tiempo comenzó un juicio federal paralelo para incautar propiedades en las ciudades de San Antonio y Brownsville, relacionadas a esas compañías. Tras la protección al concuño, Michael J. Wynne, abogado de Villarreal, impugnó ante la juez que Schuessler –quien adquirió propiedades y acciones en Estados Unidos desde 2008, mientras Villarreal Hernández endeudaba millonariamente a Coahuila– reciba defensa legal del gobierno de Estados Unidos cuando, de acuerdo con el Servicio Interno de Recaudación (IRS), percibe mensualmente 11 mil dólares, y no es ningún “indigente” para haber despedido a sus abogados Van Hilly y Cinthia Orr, puntualiza la nota de Vanguardia. Wynne también declaró ante la juez que Lorenzo no es el gerente de esas corporaciones desde el 13 de septiembre de 2013, ya que una carta-poder de los propietarios de tales negocios adjudican a un nuevo gerente, Oswaldo Coronado. Este último, ciudadano estadunidense de 35 años, fue detenido por una infracción de tránsito y posesión de armas en el condado de Smith, Texas, cuando viajaba con Villarreal, la esposa de éste, Teresita Botello, y los hijos de la pareja. Hasta el momento, el argumento de la defensa de Javier Villarreal establece que las imputaciones criminales por la obtención de fondos no fueron por lavado de dinero provenientes de actividades relacionadas con el narcotráfico, sino de bonos millonarios que, aseguran, habría otorgado el gobierno de Coahuila a Villarreal cuando fue secretario de Finanzas.

Comentarios