Enfrentamiento deja un marino y dos sicarios muertos en Apaxtla, Guerrero

sábado, 26 de abril de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Un teniente de corbeta muerto y dos sicarios abatidos dejó un enfrentamiento entre infantes de Marina y pistoleros al servicio del grupo delictivo La Familia en el municipio de Apaxtla de Castrejón, ubicado en la convulsionada zona norte de la entidad, indica un informe de la Procuraduría General de la República (PGR). Después de la refriega, los marinos detuvieron a cinco personas, entre ellas tres mujeres, y decomisaron armamento y municiones. En un principio, las autoridades habían informado que los tres muertos eran marinos porque todos portaban uniformes camuflajeados y que el hecho habría sucedido en el poblado de Tlanipatlán, municipio de Teloloapan, no obstante, autoridades de la PGR difundieron un reporte oficial para precisar la información luego de que la noticia se difundió en el portal del semanario Proceso. Al respecto, las autoridades federales confirmaron que el hecho ocurrió ayer cerca de las 18:00 horas, pero aclararon que la agresión se registró en la comunidad de Liberaltpec, municipio de Apaxtla de Castrejón, pueblo vecino a Tlanipatlán. El lugar es el límite entre los municipios de Apaxtla de Castrejón y Teloloapan, además es considerado por autoridades federales como una zona productora de enervantes que se encuentra bajo control del grupo delictivo La Familia. El reporte de la PGR indica que un convoy del 22 Batallón de Infantería de la Marina realizaba un recorrido por la zona cuando se toparon de frente con un grupo de civiles armados que portaban vestimenta tipo militar. Enseguida se desató un enfrentamiento justo atrás de la iglesia del poblado donde murió el teniente de corbeta, Arturo Uriel Acosta Martínez, quien iba al mando del grupo de infantes de Marina que irrumpió en el poblado emblemático en la geografía del narco en la entidad. Los marinos abatieron a dos miembros del grupo delincuencial, quienes fueron identificados como El Jaguar y El Emo y detuvieron a cinco personas, todas originarias del municipio de Arcelia: José Barrera Martínez, de 28 años; Luis Alberto Quiñones, de 24; Guadalupe Soto Ortiz, de 22; Palmira Rentería Carranza, de 20 y una adolescente de 15. También, decomisaron cinco fusiles -dos AR-15, dos AK-47 y un FAL calibre .308-, así como más de 100 cartuchos y 17 cargadores. Los detenidos y el armamento decomisado fueron puestos a disposición de autoridades ministeriales de la PGR con sede en la ciudad de Iguala. El 22 de diciembre, en el municipio de Teloloapan fueron localizados dos hombres descuartizados con mensajes firmados por el grupo delictivo La Familia y dirigidos a los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Armada de México. El mensaje textual, refiere: “Secretario de la defensa y marina ahí les dejo su cena de navidad para que vean quien es la verga de Guerrero, mientras me divierto viendo sus pendejos elementos que me mandan en sus operativos. A mí me la pelan y les doy 24 horas para que se retiren si no los voy a empezar a matar en emboscadas pinches corporaciones de mierda, con su padre nunca van a poder. Atte. El pez y el M16. Viva la FM”. En los últimos días ha recrudecido la violencia en la zona norte de la entidad, principalmente en Teloloapan, donde los grupos delincuenciales La Familia y Guerreros Unidos mantienen una brutal confrontación por el control de esta franja de la entidad, que colinda con el sur del Estado de México y la región de Tierra Caliente de Guerrero. Esta disputa ha dejado una ola de asesinatos, secuestros y extorsiones que tienen asfixiada a la sociedad, además de exhibir los nexos de las autoridades locales con el narco.