Continúan agresiones contra Noroeste: balean al director general

jueves, 3 de abril de 2014
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El director general de Grupo Editorial Noroeste, Adrián López Ortiz, fue baleado en Culiacán, Sinaloa. López Ortiz fue asaltado previamente. Le robaron su automóvil, una computadora, teléfono y cartera. Los delincuentes comenzaron a huir, pero regresaron para balearlo en las piernas. El diario informó que el ataque ocurrió alrededor de la medianoche, después de que el directivo regresó de un vuelo proveniente del Distrito Federal en el que también viajaba el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdés. “Los hombres armados lo interceptaron en el Bulevar Pedro Infante, en el semáforo de las vías del tren. Y pese a entregarles el automóvil y sus pertenencias, López Ortiz fue pateado ya en el suelo. Cuando ya se retiraban, los delincuentes ya en el otro carril, regresaron para dispararle”, informó el diario. La bala afectó ambas piernas, pero el estado de salud del directivo es estable. Cita el diario: “En un ataque evidentemente planeado, con la participación de por lo menos dos vehículos, el director de esta casa editorial fue obstaculizado por un automóvil, mientras una camioneta le cerraba el paso, en el Bulevar Pedro Infante y Juan M. Zambada, a la altura de las vías del ferrocarril, en el sector Las Flores. “Una vez detenido, dos jóvenes de alrededor de 20 años, armados con pistolas y con la cara descubierta, lo obligaron a bajar de su vehículo, a tenderse en el suelo y lo golpearon mientras se apoderaban de sus pertenencias y el automóvil. “Ya con sus pertenencias y el carro en su poder, los delincuentes se retiraron, pero uno de ellos regresó para dispararle en las piernas. Después de dispararle, los delincuentes se retiraron del lugar”. El diario Noroeste y sus integrantes han sufrido una serie de intimidaciones los últimos dos años. Un día después de la captura de Joaquín, “El Chapo”, Guzmán, reporteros del periódico sufrieron amenazas telefónicas en las que se les exigía no publicar información relacionada con la participación de policías municipales de Mazatlán en el círculo de seguridad del capo. El 25 de febrero, afuera de la Torre Miramar, dos mujeres y un civil encapuchado custodiados por marinos obligaron a un fotoperiodista del periódico a borrar las imágenes que había tomado del lugar donde fue capturado Guzmán. El dos de marzo pasado, en la cobertura de las marchas a favor de Guzmán, tres periodistas de Noroeste fueron golpeados y despojados de su equipo fotográfico y de video.

Comentarios