"Fortalece la democracia" el nuevo organismo electoral, festina el PAN

jueves, 3 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras el reparto de los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), tres de los cuales son afines, la presidenta del Partido Acción Nacional (PAN), Cecilia Romero, afirmó que con este nuevo organismo “se fortalecerá nuestra democracia, sobre todo a nivel local”. El PAN colocó en el INE a José Roberto Ruiz Saldaña por nueve años; a Benito Nacif por seis, y a Arturo Sánchez Gutiérrez por tres; los dos últimos son exconsejeros del Instituto Federal Electoral (IFE). Aunque Sánchez Gutiérrez no aparece en el padrón del PAN, es un asiduo a las actividades de este partido, como en el inicio de la campaña de Josefina Vázquez Mota en 2012, y en la Asamblea Nacional el año pasado, en cuyo acto hasta cantó el himno partidario. En el reparto de los 11 consejeros del INE, que presidirá Lorenzo Córdova, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) colocó a éste, pero también a Adriana Margarita Favela por nueve años; a Marco Antonio Baños por seis; a Enrique Andrade también por seis, y a Beatriz Eugenia Galindo Centeno por tres años. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) colocó a Ciro Murayama por 9 años; a Alejandra Pamela San Martín por seis, y a Javier Santiago Castillo por tres. Al respecto, Romero afirmó que “México ha dado un paso importante en su democratización con la integración del nuevo INE”. Mediante un comunicado de prensa, la presidenta del PAN agradeció también la aportación que realizaron al país todos los consejeros y colaboradores que en algún momento pertenecieron al IFE. “El trabajo que realizaron durante 23 años fue invaluable para México, por lo que les agradecemos haber dejado las bases y apoyar la transición que tenemos en puerta con el nuevo INE”, consideró. Según Romero, los legisladores recibieron perfiles valiosos de diversos personajes para encabezar este órgano y aunque muchos de ellos quedaron fuera, es de reconocerse la calidad profesional y humana de cada uno, ya que ayudaron a enriquecer este proceso. “Sin duda la responsabilidad de este instituto es monumental, ya que siendo la única autoridad electoral que dirija los procesos en el país, debe conservar la fortaleza de nuestra democracia y mejorar a nivel local las deficiencias que hemos visto en anteriores contiendas electorales, así como mantener una visión ciudadana, alejada de intereses partidistas que contaminen decisiones trascendentales para el país”, dijo.