"Narcotúnel" contaba con tren eléctrico de múltiples niveles

viernes, 4 de abril de 2014
TIJUANA, B.C. (apro).- Luego de que autoridades estadunidenses informaran del hallazgo de dos túneles en su territorio, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) localizaron la conexión de ambos en la zona de la Mesa de Otay, al oriente de la ciudad. En un comunicado, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) informó que el grupo de localización de túneles de San Diego descubrió el primero de los pasadizos el martes 1, el cual se encontraba en un almacén de juguetes y televisiones en la calle Vía de La Amistad 10145. Luego del primer hallazgo fue detenida una mujer de 73 años, quien presuntamente realizaba la logística del establecimiento que, según autoridades estadunidenses, cuenta con una longitud de más de 500 metros y está equipado con iluminación y sistema de rieles. De igual forma se notificó que en seguimiento a la investigación y en colaboración con autoridades mexicanas fue localizado esta mañana un segundo túnel dentro de un almacén en la calle Marconi Drive 10005, a casi medio kilómetro del primer túnel. El segundo pasadizo tiene una longitud de 600 metros y es considerado como el más sofisticado, pues está equipado con un sistema de tren eléctrico de múltiples niveles y una variedad de equipos de ventilación. Por último, la ICE señaló que en menos de cuatro años se han descubierto siete túneles en el área de San Diego. Mientras, elementos de la Sedena se encuentran resguardando desde este jueves las dos bodegas donde terminaban los túneles que eran utilizados presuntamente para cruzar droga. El primer establecimiento se encuentra en la avenida Sor Juana Inés de la Cruz y José López Portillo Oriente, en tanto que el segundo almacén está ubicado entre la calle Fidel Villanueva y avenida López Portillo Poniente, ambas en el fraccionamiento Nueva Tijuana, al oriente de la ciudad. En la primera bodega ya se había localizado un ‘narcotúnel’ en noviembre del 2010, cuando militares aseguraron el lugar que se encontraba abandonado; además, en esa ocasión fueron decomisadas 4.9 toneladas de mariguana, mientras que a 600 metros en suelo californiano se incautaron 20 toneladas más.