Castillo a autodefensas: no hay marcha atrás en desarme

miércoles, 9 de abril de 2014
APATZINGÁN, Mich. (apro).- Después de tres días consecutivos de bloqueos y marchas encabezados por José Manuel Mireles, líder de las autodefensas, hoy el comisionado Alfredo Castillo aseguró que sigue en pie el plan de desmovilizar a los civiles armados en Tierra Caliente. A puerta cerrada en las instalaciones del penal del poblado de Felipe Carrillo Puerto, mejor conocido como La Ruana, Castillo se reunió con algunos de los líderes de las autodefensas. A través de un tuit, el comisionado federal para la seguridad en Michoacán manifestó que el plan para desarmar a las autodefensas se mantiene y avanza. “En La Ruana, en diálogo y avanzando en el acuerdo para la desmovilización y desarme (de las autodefensas)”, anotó en su cuenta de Twitter. La reunión fue muy discreta y no se sabe el resultado, únicamente lo que Castillo deslizó en el breve mensaje, donde confirma que la reunión de trabajo realizada en la comunidad de La Ruana, municipio de Buenavista Tomatlán, fue para revisar el plan de desarme. Por su parte, el doctor José Mireles, coordinador general de las autodefensas de Michoacán y quien no ha sido invitado a participar en estos encuentros con el comisionado federal, convocó a nuevas movilizaciones para los próximos días. Para este jueves 10 citó a un mitin en el monumento a Emiliano Zapata en la glorieta de Cuatro Caminos, que une la ciudad de Uruapan, Apatzingán, Nueva Italia y Tepalcatepec. Y para el viernes 11, a otra manifestación en Pátzcuaro. Mireles ha rechazado el plan de desarme del gobierno federal alegando que se dejará a las comunidades a la deriva y en manos del crimen organizado, principalmente de Los Zetas y del Cártel del Golfo (CDG), a quienes señala como los que están merodeando para entrar a Michoacán. El doctor oriundo de Tepalcatepec ha sostenido en los últimos días una actitud contraria a las intenciones del gobierno federal, que la semana pasada anunció el desarme de las autodefensas. Ayer Mireles encabezó una caravana de unas 100 camionetas y autos que recorrieron unos 20 kilómetros desde Apatzingán a Nueva Italia, en la región de Tierra Caliente, como muestra de la fuerza y unidad de las autodefensas. También acusó a Castillo de reunirse con únicamente tres representantes de autodefensas, dejando a un lado a 33 de igual número de poblaciones que también tienen una representación en el Consejo General. Por eso dijo que no son válidas las declaraciones de dirigentes y comisionado de que ya se aceptó el desarme en la entidad.